Horas después de que Jerry Bazúa acusara a Paulina Rubio de ser una mala madre, la cantante contestó a través de las redes sociales cantando muy feliz una canción.

Por Redacción People en Español
Abril 25, 2019
Anuncio

Por lo que se ve, a Paulina Rubio ni le va ni le viene que su ex Gerardo Bazúa la llame mala madre públicamente. Después de que el padre de su hijo Eros publicara en las redes sociales un mensaje en el que además de llamarla “mala madre” insinuara que Rubio es una mentirosa, la Chica Dorada respondió muy quitada de la pena con un video en las redes sociales en donde se le puede ver cantando su nueva canción #Indiferente en una radiodifusora.

Minutos más tarde, la intérprete de “Me gustas tanto”, compartió otra grabación de su trabajo en La Voz España.

Por supuesto que las palabras de apoyo por parte de los seguidores de Pau no se hicieron esperar y quien tampoco tardó en mostrar su postura ante el conflicto de Bazúa y Rubio fue nada más y nada menos que Julián Gil, quien se solidarizó con el mexicano. “Cuando reconozcan y admitan que están enfermas de un síndrome llamado alienación parental, todo iría mejor para los niños”, escribió Gil, quien al igual que Bazúa también mantiene un pleito con su ex Marjorie de Sousa. Pues desde que nació el hijo de ambos, Matías, Gil no ha podido convivir con el pequeño.

Aparentemente, Bazúa no ha tenido contacto con Eros, el hijo que procreó con Rubio desde hace casi cinco meses. El artista ha culpado una y otra vez a Rubio de separarlo de su hijo sin alguna razón contundente. Rubio no ha dado declaraciones al respecto.

Bazúa y Rubio se separaron en medio de rumores de un tercer embarazo de la Chica Dorada y en completa discreción, hasta que él lo confirmó durante el verano del año pasado, citando la falta de comunicación como la causa de la ruptura.

Esta es la segunda vez que el cantante denuncia públicamente que no ha podido ver a su hijo en meses. La primera vez duró alrededor de cuatro meses sin verlo y en esta ocasión ya lleva cinco meses sin saber de él.

Por su parte, Rubio ha mantenido la vida de sus hijos al margen del ojo público, limitándose a decir que todo lo que hace es “por y para el bien” de ellos.