La cantante mexicana reacciona a las declaraciones de su ex Gerardo Bazúa con esta publicación en redes sociales.

Por Teresa Aranguez
Septiembre 13, 2018
Anuncio

Parece que ha estallado la guerra. Después de un intervalo de tiempo de silencio e incertidumbre donde no se sabía muy bien la relación entre Paulina Rubio y su ex, Gerardo Bazúa, ha sido éste quien lo ha hecho público. Pero no a través de una exclusiva en una revista, sino por medio de sus redes sociales, en concreto Instagram.

A través de un mensaje desesperado daba a conocer al mundo que la cantante no le permitía ver a su hijo Eros y que ya llevaba cuatro meses sin saber del pequeño. Una publicación que ha sido retirada de inmediato por el artista, no sabemos si por consejo de sus abogados o por una posible negociación con su expareja.

A las pocas horas de contar sin pelos en la lengua el calvario por el que estaba pasando, Paulina también ha reaccionado en redes sociales. Pero en esta ocasión ignora el escándalo que acaba de estallar y prefiere hacer promoción de su nuevo trabajo “Deseo” que ya está presentando en varios rincones del mundo, entre ellos España.

Por ahora no ha hecho ningún tipo de declaración al respecto. Esta triste situación nos remonta a varios años atrás cuando la Chica Dorada también tuvo que pasar por los tribunales para luchar por la custodia de su hijo Nicolás fruto de su matrimonio con Nicolás Vallejo-Nájera, con quien tampoco acabó muy bien que digamos.

Lo suyo fue una auténtica batalla campal frente al juez en donde ambos luchaban por tener a su pequeño. Pero el tiempo lo cura todo y parece que finalmente han podido alcanzar un acuerdo. “Dentro de que hemos hecho las cosas mal, ahora las estamos haciendo bien”, dijo en entrevista el año pasado a Ventaneando.

Esperemos que la sangre no llegue al río con Gerardo y por el bien del pequeño puedan llegar a un acuerdo.