Se llevó a cabo la primera audiencia sobre la moción de Nicolás Vallejo-Nágera, primer esposo de Paulina Rubio, quien pretende quedarse con la custodia completa del hijo que tuvo con la cantante.

Por Carolina Amézquita Pino and Carolina Amézquita Pino
Mayo 08, 2020
Anuncio

Parece que Paulina Rubio atraviesa por una mala racha. Primero fue presa de críticas por una transmisión en vivo que realizó hace unas semanas y luego se dio a conocer que el padre de su segundo hijo, Gerardo Bazúa, la demandó para poder ver al niño. Ahora, Nicolás Colate Vallejo-Nágera, su primer esposo, entabló un nuevo proceso legal para quedarse con la custodia total del primogénito de ambos, Andreas. Y se llevó a caso una audiencia por videollamada.

“La verdad es que no sé cómo lidiar con esta situación” advirtió Colate en la audiencia que dieron a conocer medios de comunicación. “No soy abogado, solo soy un padre preocupado”.

Vallejo-Nágera insinuó que la Chica Dorada, de momento, no se encuentra capacitada para cuidar del niño. Ante ello, el juez Spencer Multack, de la División Familiar número 17, quien estaba a cargo de la reunión, cuestionó al exmarido de la cantante sobre su decisión.

“¿Está buscando suspender el tiempo del niño con su madre?”, preguntó Multack.

“Sí, hasta que ella esté bien. Porque ella necesita ayuda también”, mencionó Colate. “No quiero separar al niño de su madre, para nada, por eso es que vivo aquí para que mi hijo pueda tener una madre y un padre. Solo que no sé cómo manejar esta situación”.

IG

De acuerdo con el socialité, la intérprete de “Ni una sola palabra” ha mostrado una actitud errática que se puso de manifiesto tras la mencionada transmisión en vivo; además, su hijo le argumenta que sufre maltrato por parte de la cantante.

Captura de pantalla

“Esta última aparición pública que tuvo hace dos semanas, no lo sé, y digo no es mi opinión, son miles de personas; toda la prensa del mundo está preocupada por ella”, explicó. “Hace algún tiempo, en la escuela, cuando él se enteró de que su mamá iría por él, vomitó”.

Pese a los argumentos de Nicolás Vallejo-Nágera, el abogado de Paulina Rubio los desestimó al considerarlos “especulaciones”.