Paulina Rubio ha alzado su voz para exigir que se libere de una vez por toda a Lolita del Miami Seaquarium.
Anuncio
Paulina Rubio
Paulina Rubio
| Credit: John Parra/WireImage

En medio del dolor que atraviesa por la reciente muerte de su madre Susana Dosamantes, Paulina Rubio ha sacado fuerzas para abogar por la liberación de Lolita, una ballena orca que ha permanecido en un acuario de Miami por 52 años.

La cantante envió una carta a Eduardo Albor, director ejecutivo de la compañía mexicana The Dolphin Company, quienes son los nuevos propietarios del Miami Seaquarium, pidiendo la liberación de la orca.

"Le escribo a unos días del 52º aniversario de la captura de la orca Lolita, cuando fue separada violentamente de su familia y de su hogar en el océano frente a la costa de Washington. Desde entonces ha estado nadando en círculos interminablemente", dice la carta a la que People en Español tuvo acceso.

Miami Seaquarium
Miami Seaquarium
| Credit: Guetty Images

"El llamado internacional para liberar a Lolita del tanque de orcas más pequeño y antiguo del mundo son ahora más fuertes que nunca, ya que ha salido a la luz pública que el Seaquarium no proporciona a los animales ni siquiera lo más mínimo para su bienestar y supervivencia", añadió.

Según expone Rubio en la misiva, se horrorizó al conocer "el abrumador informe de inspección que reveló una gran cantidad de violaciones al bienestar animal en las instalaciones, incluyendo tener juntos a delfines incompatibles que terminaron muriendo por traumatismos, forzar a Lolita a continuar realizando trucos que probablemente le habían lesionado la mandíbula y actuar varias veces en contra de las indicaciones de sus propios veterinarios", expuso.

"Cuando un informante reveló que Lolita estaba enferma y podía morir en el parque a principios de este año, el público se unió para apoyarla. Una evaluación veterinaria independiente reciente ha mostrado que Lolita se está recuperando, solo podemos imaginar que es el resultado de su fortaleza y esperanza de un futuro mejor", dijo.

La mexicana insistió en que aún no es demasiado tarde para que la ballena pueda disfrutar de su hábitat natural.

"Por favor, no espere hasta que sea demasiado tarde para darle la vida que merece. Todavía hay tiempo para que Lolita experimente las corrientes oceánicas, nade distancias más largas, pueda sumergirse a profundidad y viva como debería vivir una orca mientras recibe alimento y atención veterinaria como parte del proceso de rehabilitación", sostuvo.

"Ya ha retirado a Lolita de actuar frente al público. Ahora, le estamos solicitando que dé el próximo paso permitiéndole vivir los años que le quedan en su hogar en el océano", añadió.

Paulina Rubio
Paulina Rubio
| Credit: Jaime Nogales/Medios y Media/Getty Images

Desde hace varios años muchas personas han pedido la liberación de Lolita, incluso con protestas frente a al Seaquarium. El ex alcalde de Miami Beach, Philip Levine, respaldó la campaña convocada por el grupo Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA), y expresó que "este animal protegido debe ser liberado tan pronto sea posible de las abominables condiciones en el Seaquarium y trasladado a un santuario en su casa en el océano", según reportaron varios medios de prensa en el 2015.

Por su parte, la empresa española Parques Reunidos, ex dueña del establecimiento, ha respondido ante los reclamos que "el animal recibe un trato digno, que su permanencia en el acuario no tiene que ver con el modelo de negocios del parque sino con fines educativos y que podría morir si regresa a su hábitat", de acuerdo con un reporte de Telemundo Noticias.

En marzo, The Dolphin Company puso fin a la exhibición pública de Lolita y un delfín flanco blanco llamado Lii. Asimismo, el nuevo director general del Miami Seaquarium, Patrick Pearson, dijo que han activado el sistema de sonido del estadio para reproducir sonidos autóctonos como los que debería tener una orca en su ambiente natural.

People en Español contactó al Seaquarium y hasta la publicación de esta nota no había recibido respuesta.