Paulina Rubio habló por primera vez del reciente diagnóstico de cáncer de su madre Susana Dosamantes en una conversación en exclusiva con People en Española durante su paso por Nueva York como parte de su gira Perrísimas que termina el próximo 22 de mayo
Anuncio
Paulina Rubio
Credit: Jesús Cordero

Un día después de darse a conocer la devastadora noticia de que su madre, la primera actriz Susana Dosamantes, había sido diagnosticada con cáncer de páncreas, Paulina Rubio hizo su pena a un lado para cumplir con su fiel fanaticada y brindó un apoteósico concierto en Virginia el viernes, 22 de abril.

 "La emoción [se siente] a flor de piel. Me siento muy afortunada por tener al público que tengo, los tengo en mis plegarias; eso me hace sentir muy bendecida", dice la mexicana de 51 años, aclarando de paso en exclusiva a People en Español quienes son los dueños de la otra parte de su corazón. "Honor a quien honor merece. [Lo importante] son ellos: mi madre, mis hijos. Son las cosas verdaderas que se ganan con mucho esfuerzo y mucho amor".

Paulina Rubio con sus hijos y Susana Dosamantes
Paulina Rubio con sus hijos y Susana Dosamantes
| Credit: Alexander Tamargo/Getty Images for Univision

Su deseo de estar siempre rodeada de los seres que más ama la hizo salir de su recital de más de tres horas de duración —parte de su gira Perrísimas con Alejandra Guzmán— de la mano de sus hijos Nico y Eros, de 12 y 6 años. Terminado su concierto, madre e hijos se dirigieron al toque de la medianoche al histórico monumento de Lincoln Memorial en Washington, D.C., para turistear y disfrutar de un momento íntimo.

"Para mí es muy importante crear memorias con los niños. Antes del concierto fuimos a la Casa Blanca", cuenta La Chica Dorada. "Quiero que los niños entiendan lo que hace su mamá, y que cuando no estoy en casa estoy viendo un nuevo venir para ellos y mi familia".

Paulina Rubio y Alejandra Guzman
Paulina Rubio y Alejandra Guzman
| Credit: Omar Charcousse

Y sí que Nico y Eros son testigos de la faena de su progenitora. Durante sus conciertos, incluso el que ofreció el sábado, 23 de abril en Nueva York, los niños se escabulleron entre los espectadores para aplaudir a mamá. "Lo más importante es que vean el cariño que le tienen [a su abuela] Susana, el cariño que nos tienen [a las dos] desde que soy niña, y [eso es] a través de mi música", dice con la mirada cristalina la ex Timbiriche, quien tiene más de cuatro décadas de carrera artística, al hablar de su madre.

"Yo, como tú, como miles y millones de mujeres chambeamos y queremos el mejor lugar para nuestros hijos, el mejor colegio. Honestamente sé que es difícil, pero podemos".

Es por sus hijos y por Dosamantes que la intérprete de "Yo no soy esa mujer" no se rinde aún en uno de los momentos más difíciles que atraviesa en su vida personal. "Paulina es una mujer fuerte", asegura una persona cercana a la cantante a People en Español. "Pero está destrozada [por todo lo que sucede con Susana]".

De hecho, durante cada concierto que ha realizado con Guzmán, Rubio ha venido rindiendo un homenaje a su madre a través de una melancólica proyección de fotos. En sus redes también le ha dedicado sentidas palabras.

"Mamita, mujer fuerte, así me lo demuestras desde que nací. Juntas saldremos adelante, mi fe en tu pronta recuperación es inquebrantable", escribió la cantante el día que se dio a conocer la enfermedad de Dosamantes, de 74 años, quien está bajo tratamiento en un hospital de Miami Beach, FL. "Estás en muy buenas manos, sé que los médicos que te atienden, lo hacen con el corazón. Sé que la luz y las oraciones de todos los que te amamos te acompañan".

Paulina Rubio y Susana Dosamantes
Paulina Rubio y Susana Dosamantes
| Credit: Rodrigo Varela/WireImage

Entre la sombra y la luz, Rubio sin duda siempre apuesta por la luz. "[Me preparo para mis conciertos] dando las gracias de las bendiciones que tenemos, la mesa está puesta", recalca la artista, quien está agradecida de reencontrarse en esta gira con sus seguidores tras la pandemia.

"Han sido dos años de que todo el mundo quiere resetearse, quiere nuevas oportunidades y lo veo en mi familia. [Todo lo que sucede] lo veo como una nueva oportunidad, como una bendición. [Lo veo] del lado de la luz y no de la oscuridad a nivel familiar". Y agrega: "Lo vemos [como una] oportunidad de entender quiénes somos y para poder agradecer todo hasta el [día de hoy]".

Hoy por hoy Rubio también se siente bien abrigada por su equipo de trabajo, cuyos miembros la han apoyado incondicionalmente y cuidan del bienestar de Nico y Eros tras bambalinas. De hecho, el menor de sus retoños hasta ensaya con los bailarines las coreografías de su mamá.

"Aquí no salimos el uno adelante sin el otro. Mi equipo son papás, mamás, trabajadores", cuenta Rubio, quien antes de hacer una presentación realiza un ritual con ellos. "Hacemos un círculo, nos agarramos de las manos y tratamos de entrar en el mismo latido [la misma sintonía]; eso nos lleva a una unión muy especial".

Paulina Rubio
Paulina Rubio
| Credit: Paula Falla

Igual de especial es el vestuario que ocupará en cada una de sus próximas presentaciones. "Estoy trabajando con The Blonds y diseñadores de alta costura. Cada pieza está bordada", detalla Rubio, quien al final de la gira donará el vestuario a una organización que ayuda a niños necesitados. "Este vestuario ha sido confeccionado para cada noche, no se repite y brilla [con cristales] Swarovski —más que las mismas roncaroleras".

¿Y qué tal la dinámica entre Ale y Pau quienes estarán de gira hasta Mayo del 2022? "Mi partner y yo estamos haciendo mucha dinamita; me gusta de Alejandra [su canción] "Eternamente bella", y me gusta mucho el final del concierto en donde las dos hacemos un popurrí de nuestro dimes y diretes de los 80s". Y finaliza: "No soy una persona que hable mucho de sí misma, pero sí en mis canciones. Entonces que me den la oportunidad de sentirme abrazada en un momento en donde realmente la vida es lo más importante [es maravilloso]".