Paulina Rubio tuvo un gesto especial hacia Nicolás Vallejo-Nágera y Gerardo Bazúa durante el homenaje que recibió el jueves en Premio Lo Nuestro.
Anuncio

Tras superar varios obstáculos personales, difíciles situaciones legales y retos profesionales, Paulina Rubio ha retomado su carrera con toda la fuerza. No solo está lista para lanzar nueva música junto a Maffio, sino que tras años de una publicitada supuesta rivalidad de amores con Alejandra Guzmán, las cantantes parecen haber limado asperezas y se embarcarán en una esperada gira internacional.

Pero antes de compartir escenario con la roquera, la Chica Dorada está cosechando los frutos de su arduo trabajo. Paulina fue homenajeada acompañada de sus hijos en Premios Lo Nuestro este jueves con un merecido galardón a la trayectoria por sus 30 años de carrera.

Luego de un error de producción, la cantante recibió un espacio especial para ofrecer su discurso de agradecimiento. Por supuesto que su madre, la primera actriz Susana Dosamantes, su hermano Enrique Rubio y los fanáticos que han seguido sus pasos desde que era una niña como parte de la mundialmente famosa agrupación Timbiriche. Pero la chica dorada sorprendió al hacer una mención especial hacia los padres de sus hijos, Nicolas Vallejo-Nágera y Gerardo Bazúa , con quienes ha enfrentado una dura batalla legal de custodia y manutención.

"A todos los fans, muchas gracias. Me siento parte de su vida. Crecer con ustedes, estar en mis canciones, en mis conciertos. Quiero agradecer a todos", expresó tras bambalinas. "Mamá, te amo mamá. Gracias por todo lo que me has dado. A mi hermano Enrique, a mis hijos Eros y Nico, a los papás de los niños, y sobre todo a todos ustedes por hacerme crecer y ser parte de este escenario un año más".

Desde que regresó al ruedo a finales del año pasado, la cantante no ha tenido reparo en abrir su corazón y abordar temas que anteriormente evadía, como la supuesta rivalidad con Alejandra Guzmán, los problemas legales con sus exparejas o los ataques sufridos en redes sociales, entre otros. Esto, aseguró, se debe a las lecciones aprendidas durante la pandemia y una liberación emocional que ha tenido tras lidiar con su salud mental.

"Soy mamá, primero que nada, soy cantante, soy hija, soy hermana, soy amiga, pero sobre todo, soy una persona común y corriente, popular, que ha crecido en los ojos de todo el mundo. Yo confié demasiado por el amor, me quisieron quitar a mis hijos en la pandemia, pero la pandemia me puso muy claro por qué estoy aquí y me siento superviviente", expresó en octubre, según Agencia Reforma. "De la tormenta llegó la calma en mí, encontré mi paz y la encontré en mí para dársela a los demás. Pero pasé por muchos pasos y cursos, y estoy aquí gracias a la fuerza que sale en mí por ese amor de mis hijos, por ese amor del mundo".

Así que hay Paulina para rato.