El Papa Francisco habló sobre el matrimonio y las claves de una unión duradera. Estas son las tres palabras que no deben faltar en una pareja.
Anuncio
Papa Francisco
Credit: (Franco Origlia/Getty Images)

El Papa Francisco ofreció sus consejos para lograr un matrimonio feliz y duradero. Durante un discurso desde el vaticano, el pontífice pidió a aquellos que estuvieran pasando por una crisis de pareja que no se dieran por vencidos. "El perdón sana toda herida", aseguró.

"Siempre he tenido presente a las familias en mis oraciones, pero más aún durante la pandemia, que ha probado duramente a todos, especialmente a los más vulnerables. El momento que estamos pasando me lleva a acercarme con humildad, cariño y acogida a cada persona, a cada matrimonio y a cada familia en las situaciones que estén experimentando", expresó el pontífice en una carta abierta.

Según el Papa Francisco, hay tres palabras que no deben faltar en una pareja: permiso, gracias y perdón. Si hay algún conflicto, aconseja no irse a la cama enojados sino hacer las paces antes de terminar el día.

"No se avergüencen de arrodillarse juntos ante Jesús en la Eucaristía para encontrar momentos de paz y una mirada mutua hecha de ternura y bondad. O de tomar la mano del otro, cuando esté un poco enojado, para arrancarle una sonrisa cómplice. Hacer quizás una breve oración, recitada en voz alta juntos, antes de dormirse por la noche, con Jesús presente entre ustedes", aconsejó.

El Papa Francisco reconoce que la pandemia ha traído más rupturas de pareja y ha afectado a muchas familias. "Para algunos matrimonios la convivencia a la que se han visto forzados durante la cuarentena ha sido especialmente difícil. Los problemas que ya existían se agravaron, generando conflictos que muchas veces se han vuelto casi insoportables. Muchos han vivido incluso la ruptura de un matrimonio que venía sobrellevando una crisis que no se supo o no se pudo superar. A estas personas también quiero expresarles mi cercanía y mi afecto", añadió.

Papa Francisco
Credit: (Vatican Media / Vatican Pool via Getty Images)

El Papa Francisco asegura que hay esperanza de reconciliación y de sanar heridas sentimentales, y que la ruptura no es la mejor solución.

"La ruptura de una relación conyugal genera mucho sufrimiento debido a la decepción de tantas ilusiones; la falta de entendimiento provoca discusiones y heridas no fáciles de reparar. Tampoco a los hijos es posible ahorrarles el sufrimiento de ver que sus padres ya no están juntos. Aun así, no dejen de buscar ayuda para que los conflictos puedan superarse de alguna manera y no causen aún más dolor entre ustedes y a sus hijos. El Señor Jesús, en su misericordia infinita, les inspirará el modo de seguir adelante en medio de tantas dificultades y aflicciones. No dejen de invocarlo y de buscar en Él un refugio, una luz para el camino", concluyó el pontífice.