El papa Francisco dejó entrever que estaría considerando la ordenación de sacerdotes casados.

By Celeste Rodas de Juárez
March 10, 2017 05:49 PM

Al debate sobre el celibato en la Iglesia católica se sumó el jueves el papa Francisco, partidario de las reformas, con unas declaraciones en las que dijo estar dispuesto a considerar que hombres casados sean sacerdotes.

En las sorprendentes declaraciones al diario alemán Die Zeit confesó que la falta de vocaciones para el sacerdocio como un “problema enorme”.

“Necesitamos considerar si el viri probati puede ser una posibilidad”, dijo. “Sí, sí, necesitamos determinar qué labores tendrían, por ejemplo, en comunidades remotas”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El viri probati es un término en latín que se refiere a  “hombres probados”, hombres casados de excepcional virtud y fe.

De todas formas,  el papa señaló que un cambio potencialmente tan revolucionario no se adoptaría de inmediato, pues lo “importante es reconocer el momento correcto”. Mientras tanto “seguiremos reflexionando sobre los viri probati”, apuntó.

Hasta la fecha, la Iglesia católica permite que sacerdotes casados de otras denominaciones que se conviertan al catolicismo sigan sirviendo como tales, pero no le da esa autorización a los católicos casados que quieran tomar los hábitos.

Bajo la opción mencionada por el pontífice, se permitiría que casados se ordenen como sacerdotes, pero  mantendría el celibato los solteros que ya son sacerdotes.

 

Advertisement


EDIT POST