Pablo Moctezuma asegura que emprenderá acciones legales contra el empresario que lo acusa de haberle estafado $200,000.

Anuncio

Un nuevo escándalo envuelve a la familia de Frida Sofía, pero esta vez no tiene nada que ver con la dinastía Guzmán-Pinal. El protagonista es Pablo Moctezuma, padre de la hija de Alejandra Guzmán, al que un empresario acusa de haberlo estafado en la compra de un restaurante.

Moctezuma asegura que las acusaciones son infundadas y amenazó con llevar a su acusador, el empresario mexicano Roberto Morales, a los tribunales.

Morales acusó esta semana en el programa de espectáculos mexicano Ventaneando (TV Azteca) al poder de Frida Sofía de haberle estafado unos $200,000 tras supuestamente negarse a pagar lo acordado por la compra de uno de sus restaurantes.

"De la nada llega [a uno de mis restaurantes], se presenta como cliente y a platicar conmigo, que estaba interesado en comprarme el restaurante", explicó Morales. "En varias ocasiones me dio cheques sin fondos, tres o cuatro ocasiones, y me decía que lo esperara, que ya iba a fondear la cuenta. Hasta que después de mucho tiempo me cansé".

Pablo Moctezuma y Frida Sofia
Credit: Agencia México; Mezcalent.com

El empresario afirmó que la deuda está pendiente de pago desde 2007 tras entregarle documentos del restaurante a la expareja de Alejandra Guzmán.

"Él había firmado contratos conmigo y pagarés. En aquel entonces, creo que fue en el 2007 aproximadamente, estábamos hablando de varios millones de pesos, que sería alrededor de entre 4 y 5 millones de pesos", declaró Morales en el show de televisión.

"Trato de llevar las cosas a un embargo de propiedades, embargo de las cuentas, pero mis abogados se dieron cuenta de que no tenía nada a su nombre, nada existe a su nombre, las cuentas no tenían fondos, la casa no era de él, las acciones que me había dado en garantía del restaurante no eran de él, o sea, no tenía absolutamente nada", agregó.

De acuerdo al empresario, se giró una orden de aprehensión en contra de Moctezuma, la cual no pudo ser servida porque aparentemente huyó de la ciudad para evitar enfrentar la situación, hasta que fue detenido por otra causa pendiente, lo que lo llevó a pedir un amparo en contra de la demanda de Morales. No obstante, según este, la denuncia contra Moctezuma sigue vigente.

"Con el tema de la pandemia han estado cerrados los juzgados y mis abogados están llevando procesos, de los cuales no prescriben, para ver cuál es la forma en la cual podemos recuperar lo que nos afectó en su momento", explicó.

Ante estas declaraciones, Moctezuma rechazó las acusaciones y ofreció otra versión de los hechos.

"Desgraciadamente, en los momentos más difíciles de una familia mediática, algunos medios de comunicación le dan espacio a gente sin escrúpulos que busca, a través de mentiras y calumnias, ganar cinco minutos de fama", declaró Moctezuma a la revista Quién. "[Morales] se hace pasar por un exitoso empresario con trampas y mentiras".

Aseguró que el restaurante en cuestión no era propiedad de Morales y que, en realidad, su acusador enfrentaba un proceso legal con los verdaderos dueños de la localidad.

"[Morales] estaba demandado por los dueños reales por incumplimiento de pago de más de un año de rentas", detalló Moctezuma, quien asegura que tuvo que hacerse cargo de la deuda para poder operar el restaurante.

Además, aseguró que tiene evidencia y documentos que abalan su defensa.

"No solo son palabras, hay documentos que respaldan lo dicho", declaró. "[Los documentos] serán usados como pruebas en acciones legales que están por venir en su contra".

Por otra parte, se mostró orgulloso de la decisión de su hija de cambiarse el apellido y aseguró que continúa apoyándola en su proceso.

"Está feliz, yo estoy feliz, ya se puso Moctezuma porque se lo merece, porque ella lo es y digo, ahí vamos con todo esto [del problema familiar]", subrayó.