En exclusiva, la periodista peruana Pamela Silva abrió las puertas de su hogar a People en Español para presentar a su hijo, Ford. La copresentadora de Primer impacto (Univision) habla sobre su nueva vida como mamá y quién ocupa su corazón.

Por Lena Hansen
Junio 24, 2020
Anuncio

Su travieso hijo, Ford, le dio el susto de su vida a Pamela Silva al adelantarse tres semanas en nacer. El bebé, cuya llegada se esperaba para finales de mayo­, vino a este mundo inesperadamente el 22 de abril. Silva —quien estaba copresentando Primer impacto (Univision) desde su casa debido a la cuarentena del coronavirus— trabajó ese día y al romper fuente esa noche se fue al hospital en Miami. Si bien había tenido un embarazo muy saludable y planeaba tener un parto natural, después de 14 horas esperando dilatar tuvo una cesárea de emergencia en medio de la pandemia de la COVID-19.

Antes del parto, la mamá primeriza tuvo que hacerse la prueba del coronavirus, que fue negativa. “Estaba preocupada porque todo estuviera bien con el bebé porque le estaba bajando la presión, tenía el cordón umbilical enredado dos veces por su cuellito cuando lo sacaron”, dice Silva. “Solamente quería escucharlo llorar y saber que estaba bien. Hasta que no lo vi, no lo creía”.  

Omar Cruz para People en Español

Por tratarse de un bebé prematuro, que nació antes de las 37 semanas en el vientre, tuvo que quedarse ingresado 10 días en cuidados intensivos neonatales. “Uno quiere llegar a su casa con su bebé en sus brazos y tener que llegar y ver la cunita vacía fue duro", recuerda. Eso sí, se olvidó del dolor de la cesárea para ir a amamantarlo a diario al hospital. Cuando finalmente pudo llevar a su recién nacido Ford Liam a su acogedor hogar en Miami —donde le decoró una habitación de ensueño, que muestra en exclusiva en la nueva edición de la revista— Silva se sintió plena. Su madre Rosario Rodríguez, quien habló en exclusiva con People en Español, y su hermana Paloma la han ayudado incondicionalmente durante las primeras semanas con su hijo en casa. 

Omar Cruz para People en Español

La ganadora del premio Emmy regresará a la pantalla de Univision —que ha sido su segunda casa por diecisiete años— a mediados de julio, cuando termine su licencia de maternidad, y dejará al bebé con una nana de confianza. “Ford ha llegado para impulsarme a hacer cosas nuevas. Tengo que salir adelante, no tengo opción. Me inspira a seguir trabajando, a superarme como mujer y profesional”, resalta. “Uno tiene la responsabilidad ahora de tener a una persona que de verdad depende de ti y tiene que comer”.

Tener al hijo que tanto había anhelado en brazos la llena de felicidad y de fuerza. “Las noches sola y las desveladas son difíciles, pero aun así yo lo disfruto muchísimo”, asegura. “No me he quejado ni un día, porque aunque tenga ojeras o esté cansada nunca he estado más feliz en mi vida”, admite Silva, quien disfruta darle de comer  a su primogénito cada tres horas y arrullarlo para dormir.

Su equipo de Primer impacto —y su copresentadora Michelle Galván, quien espera a su primera hija, por nacer este verano— la apoyó y cuidó desde que se enteraron de su embarazo. “Fueron mis cómplices en todo esto porque sabían que era un niño muy deseado”, relata Silva. “Cuando llegara ya a mis brazos era el momento en que yo lo quería compartir. Tenía mucho temor de que algo pasara”, dice sobre por qué decidió mantener su embarazo privado. “Llega el punto en que la barriga se nota,” comenta la periodista, que solo subió 20 libras durante su embarazo y ya ha rebajado 15 gracias a una alimentación sana y mantenerse activa durante el mismo, caminando hasta cuatro millas a unos días de dar a luz. “A pesar de que en el aire no se notaba mucho, en persona sí. No es que yo lo escondí. No lo conté, que es muy diferente”, asegura sobre su maternidad.

Silva se sintió tan radiante y llena de energía positiva durante su embarazo que no descarta encargar una hermanita o hermanito para Ford. “Me encantaría estar embarazada otra vez. El amor que siento por Ford es tan grande que me encantaría volver a vivirlo”, comparte. En la burbuja de paz en su hogar se ha mantenido alejada de comentarios en las redes sociales, en las que algunos seguidores especularon que se había sometido a fertilización in vitro al no divulgar la identidad del padre de su bebé. “Mucha gente cuestionó: ‘No estuvo embarazada’. Sí estuve embarazada y tuve una superbarriga”, aclara Silva, quien después de diez años de matrimonio con el ejecutivo de televisión Cesar Conde presentó la demanda de divorcio el pasado 23 de enero. En los documentos de la corte, obtenidos por People en Español, también se da a conocer que ambas partes aceptan que Ford no es hijo de Conde, el nuevo presidente de NBC Universal News Group.

“Cuando uno siente felicidad y seguridad en una misma —de aceptar como llegaron las cosas y aceptar las cosas como son— te da una tranquilidad interna que te permite disfrutar de cada momento. Mi hijo es el hombre de mi vida, el amor de mi vida ahora y me ha dado una alegría que no imaginaba posible”, asegura la presentadora. Al preguntarle si está enamorada, responde risueña: “De mi hijo. Él sin duda es el amor de mi vida. No hay historia de amor más importante que la que estoy viviendo ahora".

Tras convertirse en madre bajo la presión de estar en la luz pública al darse a conocer su divorcio, tiene este mensaje para quienes opinan en las redes sociales: “Hay que ser cuidadoso con las palabras, con las cosas que uno le dice a la gente, con los comentarios que uno hace porque hay otras personas involucradas. Tengo un hijo que ahora es parte de mí. Uno como madre se pone más sensible y cuidadosa”. También agradece la buena vibra de fanáticos que le han expresado sus buenos deseos. “Gracias a todos por el apoyo, por el cariño y por el respeto también. Uno siempre quiere compartir lo más que uno pueda, pero uno tiene mucho temor también, especialmente con los pequeños, con momentos y etapas de tu vida que son bastante frágiles”.

Hoy se siente bendecida de haber cumplido su sueño de ser mamá. “Yo nunca me di por vencida”, concluye. “El momento correcto lo define solamente Dios. Creo que Él escogió el momento correcto y las circunstancias que tenían que ser para que mi hijo llegara a mi vida para llenarme de mucha alegría y de mucho amor”.

Para ver la entrevista completa y fotos exclusivas busca la nueva edición de People en Español ya a la venta.