Con la sinceridad que la caracteriza, Pamela ha revelado que está atravesando por los síntomas más temidos de la menopausia, pero no le impide dar rienda suelta al amor.

By Carolina Trejos
February 06, 2018

A través de los años, Pamela Anderson se ha convertido en un símbolo sexual, a pesar de haber pasado más de 20 años desde que se lanzó al estrellato en la icónica serie de televisión, Guardianes de la Bahía.

Fama y todo, a sus 50 años, la rubia platinada sufre las mismas situaciones que cualquier mujer mortal sufriría— como la menopausia. Pero con la sinceridad que la caracteriza, Pamela ha revelado que ha atravesado por los síntomas más temidos de esta; calores, sudores nocturnos, problemas para dormir, entre otros.

“Sabía que algo estaba cambiando. He notado un cambio, sin duda. Creo que yo estoy en la fase de la peri–menopausia, o como sea que se llame. Tengo las emociones a flor de piel; me siento muy poética, y al mismo tiempo más oscura y soñadora”, explica la ex de Tommy Lee en una entrevista con Daily Mail. “Estaba y me sentía sola, y creía que todo se había acabado ya. Tenía el síndrome del nido vacío; de hecho, tenía todos los síndromes imaginables. ¡Y cambios hormonales! Y sofocos, y cambios de humor… me sucedía todo a la vez”.

Pero el hecho de estar atravesando peri-menopausia, no es un impedimento para que la madre de dos, Brandon, de 21 años, y Dylan, de 20 años, pueda darle rienda suelta al amor… sobre todo el amor que siente por su novio, el futbolista francés Adil Rami, de 32 años, por quien se mudó a Marsella hace seis meses.

“No esperaba enamorarme, y supongo que es entonces cuando te sucede, ¿verdad?”, admite acerca de su romance con el futbolista de 32 años. “Él comenta en broma que soy una especie de alien, siempre me dice que no es posible, que debo tener 30 años en vez de 50, y me pide que le enseñe mi permiso de conducir. Me dice: ‘¡Es imposible! ¡Imposible! Hay muchas chicas más jóvenes que tú, ¿cómo lo haces?'”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Para Pamela, la diferencia en edad no es un problema en lo absoluto y las críticas la tienen sin cuidado. Es más, la intérprete tiene presente que tienen que estar “preparados” para lo que pase. “”Yo siempre le digo a Adil: algún día comenzaré a caerme a pedazos, lo sabes ¿verdad? Así que es mejor que estemos preparados. Vamos a seguir enamorados todo el tiempo que podamos y, si alguna vez llega un día en que me mires y pienses: ‘¡Ugh!, entonces me marcharé a vivir a otro lugar'”.

Advertisement