November 28, 2018 02:55 PM

El Día de Acción de Gracias en Estados Unidos significa la ocasión ideal para reunir a la familia, perdonar los errores del pasado y disfrutar de la paz del hogar. Pero este no parece ser el caso de la familia de Meghan Markle. De acuerdo con fuentes británicas, la media hermana y el padre de la duquesa de Sussex celebraron juntos el día de Thanksgiving muy unidos y lejos, pero muy lejos de la esposa del príncipe Harry.

Samantha Markle se apoderó de su cuenta privada de Instagram para contar lo bien que pasó las fiestas al lado de su papá, Thomas Markle. En múltiples posts publicados por el diario Daily Mail la mujer de 53 años hizo patente el estrecho vínculo que matiene con su padre y lo feliz que estaba de verlo.

“¡Los papás son especiales!” Amo a mi papá más que a nada en el mundo”, exclamó la rubia. El mensaje iba acompañado de un selfie que tomó su padre y donde ella aparece con gafas y una gorra de la marca Ralph Lauren, sonriente y sentada al lado de su progenitor, mientras que Markle, de 72 años, aparece con chaqueta de cuero color marrón y gafas.

“Pasé un cumpleaños y Thanksgiving fantástico con mi papá! #SamanthaMarkle #TomMarkle”, dijo en su segundo post donde aparece al lado de su padre y posando junto a la estatua de un pirata. Cabe destacar que en ambas fotografías su padre aparece sin sonreír, con una rostro indescifrable.

Markle vive retirado desde hace años en Rosarito, México y ha dado muchísimo de qué hablar por una serie de entrevistas en las que ha aflojado la lengua a lo grande asegurando que su hija no le confió que estaba embarazada y que solo se enteró de la gran noticia por medio de la radio, entre muchas otras intimidades familiares.

FOX via Getty Images
Backgrid/The Grosby Group

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Por su parte, su hija Samantha no se queda atrás y prácticamente desde la boda de su media hermana se ha dedicado a gritar a los cuatro vientos y a quien le preste oído las intimidades de Meghan, de la dinámica familiar y sobre todo: se ha dedicado a denunciar que ésta no ha dado acceso a su padre su círculo íntimo ni a su nueva vida como parte de la realeza británica.

Cuando el 15 de octubre el Palacio de Kensington hizo oficial el anuncio de que Meghan estaba embarazada, se aseguró que Doria Ragland, madre de la duquesa, estaba “feliz” con la noticia. Y del padre de Meghan no se decía ni pío.

Casi de inmediato y por medio de una entrevista con el diario británico The Sun Samantha se apresuró a desearle a su media hermana toda felicidad, pero sin dejar de lanzar el dardo de su veneno. “Solo quiero que Meghan sea feliz en calma y que tenga paz. Solo espero que por el bien del bebé, de la familia, del mundo y de mi padre que el haber dejado a mi padre fuera del anuncio [oficial] no haya sido algo intencional”. ¡Auch!

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST