Don Pedro Rivera, padre de la desaparecida cantante Jenni Rivera, suelta una bomba y confiesa que se volvió a casar: la afortunada es su asistente.

By Mayra Mangal
September 04, 2019 10:58 AM

Don Pedro Rivera, padre de la cantante Jenni Rivera acaba de soltar la bomba al confesar que ha vuelto a contraer nupcias en ceremonia privada y por muchos desconocida, y que la afortunada mujer es ni más ni menos que su asistente.

Don Pedro reveló la hermosa relación que guarda al ser entrevistado por el programa Suelta la Sopa de Telemundo al que habló sin tapujos sobre sus nuevas nupcias: “Si exactamente [me casé] con Juana Ahumada precisamente, hace un tiempecito nos casamos y pues gracias a Dios nos está yendo muy bien ¡siempre tratamos de portarnos bien!”.

El progenitor de la Diva de la Banda no ocultó que la situación que se vive en casa con su nueva mujer es de plena felicidad. “Gracias a Dios, sí, estamos muy bien Gracias a Dios y pues ahí vamos en la lucha siempre”.

Hablando desde sus oficinas en la casa disquera Cintas Acuario, que él dirige, Don Pedro expresó su felicidad, pero no pudo ocultar que debido a la enorme fama de su familia ha sido un poco difícil para su querida Juanita navegar su nueva vida de casados.

“Ella no tiene la libertad de una persona normal, ella no tiene que estar en los medios, no es persona pública ella no puede salir en entrevistas ni nada de eso”, lamentó. ‘Yo lo que le enseñé es que tenía que aguantar más, las ofensas y las habladas del público…que tenía que ser más fuerte”.

Don Pedro Rivera y doña Rosa Saavedra, padres de Jenni Rivera, al centro, en una foto publicada el 22 de junio pasado. La pareja se separó en 2008:

En cuanto a la forma en que sus hijos han tomado su nueva vida de casado el caballero confesó que como en cualquier familia, las cosas no han sido fáciles y que será cosa de tiempo para que todos se adapten a la nueva realidad. “Tienen que entender poquito o poquito, o tal vez se disgusten conmigo, no sé cuál será su reacción, pero yo creo que todo mundo debe de comprender. Cuando ya no hay química entre dos personas es mejor separarse”.

“Mi deseo no era divorciarme”, confesó de manera sopresiva, para referirse a su ruptura con doña Rosa. “Como quien dice me echaron de la casa, y ni modo, me tuve que salir”, confesó con un dejo de tristeza.

Ya hablando en confianza Don Pedro esgrimió una sonrisa de oreja a oreja cuando le preguntaron si pensaba tener más hijos “¡No ya no, ya imagínate!”, dijo más divertido que nada.

 

 

Advertisement


EDIT POST