Pablo Montero habla de fenómenos paranormales en las grabaciones de la serie El último rey y asegura que ha sentido el espíritu de Vicente Fernández a su lado. ¡Mira sus declaraciones!
Anuncio

Pablo Montero, quien encarna a Vicente Fernández en la serie El último rey, asegura que ha sentido el espíritu del fallecido ícono de la música mexicana muy cerca. El cantante de 47 años conoció a el legendario Charro de Huentitán desde que era un niño, y dice que siente que tiene su bendición para interpretarlo en esta serie inspirada en su vida.

"Un tornado nos levantó las carpas y entonces decíamos nosotros: 'es Don Vicente echándonos la mano'. Hoy cayó una granizada en el rancho, son cosas tan anecdóticas", dijo el productor Juan Osorio sobre algunos incidentes fuera de lo común durante las grabaciones de El último rey, protagonizada por Pablo Montero.

Por su parte, Montero contó lo que él ha experimentado mientras graba ciertas escenas. "Cada quien tiene sus vivencias. Yo cuando estuve haciendo El adiós del soldado te lo juro que yo sentía que él estaba ahí porque sabe cuanto quería yo esa canción, cuanto la admiraba, y fue un regalo de Dios y un regalo de él. Él ha de estar muy contento de lo que estamos haciendo", dijo el cantante y actor a Despierta América (Univision).

Montero dice que considera a Vicente Fernández como un segundo padre. "Cuando estaba yo ahí sentía la bendición, por eso salió tan exacta la escena cuando las comparamos. Los movimientos, cuando se volteaba, cuando se sentaba, todo quedó mágico. Son cosas muy bonitas".

Vicente Fernández y Pablo Montero
Vicente Fernández y Pablo Montero
| Credit: Carlos Tischler/Getty Images; Kevin Winter/Getty Images for LARAS

Emilio Osorio —quien hace de Alejandro Fernández, hijo de Don Vicente en la serie— habló de otro incidente curioso durante las grabaciones. "Estábamos comiendo y de pronto estábamos hablando de unos temas de Vicente y la carpa de comida se fue, se voló, hubo un tornado y toda la comida voló".

Montero recién compartió en sus redes sociales una foto del recuerdo de su niñez junto a su ídolo. "La conexión, la admiración y el amor por ti que me inculcaron mis padres nunca va a cesar. Yo a mis 5 años y Vicente en la casa de la Guayabos de Torreón. 1975. Siempre estarás en mi corazón, Vicente", escribió.