Pablo Montero sufrió un desaguisado con el equipo de seguridad de Omar Fayad, esposo de Victoria Ruffo y gobernador de Hidalgo, México. Esto, debido a que les asignaron a ambos el mismo camerino; cuando el cantante quiso ocupar el espacio, los guardias se lo impidieron.

Por Carolina Amézquita Pino
Septiembre 17, 2018
Anuncio

Como la mayoría de los cantantes mexicanos, Pablo Montero realizó un par de presentaciones con motivo de las fiestas de su país natal. Sin embargo, durante su último concierto sufrió un desaguisado con el equipo de seguridad de Omar Fayad, esposo de Victoria Ruffo y gobernador de Hidalgo, México. Esto, debido a que les asignaron a ambos el mismo camerino; cuando el cantante quiso ocupar el espacio, los guardias se lo impidieron.

“A mí no me empuja nadie”, advirtió Montero al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “Estoy muy enojado”.

ruffo-4.jpg

Pese al incidente y la agresión de la que fue objeto, el intérprete de “Poquito de oro” aseguró que no tiene ningún conflicto con Omar Fayad y Victoria Ruffo; incluso, los deslindó de la trifulca, pero sí pidió que se “comporte un poco el señor que me empujó” porque resultó levemente lastimado en el brazo derecho.

“A él [Omar Fayad] lo quiero mucho y a Victoria [Ruffo], mucho. Pero no sé por qué se pusieron así la gente de seguridad. A mí no me va a aventar nadie”, enfatizó. “Venimos a trabajar y a celebrar nuestra independencia”.

Pablo Montero

El también actor aprovechó para asegurar que todo marcha bien en su matrimonio y ahora su prioridad son sus hijos “las niñas y Daniel”. Además, aseguró estar libre de vicios y adicciones por su beneficio y el de las personas que ama; por lo tanto, ahora, prefiere concentrarse en su trabajo únicamente.

“Dejando todos los malos hábitos”, comentó. “Si yo no estoy bien, no va a estar nadie bien”.

Pablo Montero continúa realizando conciertos mientras le llega una nueva oportunidad en televisión.