El juez además ordenó que Lyle lleve un grillete electrónico o localizador satelital y entregue su pasaporte.

By Carolina Trejos
April 08, 2019 05:39 PM

 

El actor Pablo Lyle se presentó a la audiencia en Miami la mañana del lunes ante un juez que le impuso una fianza de $50,000 y lo obligó a permanecer bajo arresto domiciliario.  El juez además ordenó que Lyle lleve un grillete electrónico o localizador satelital y entregue su pasaporte.

Luego de la audiencia, el intérprete mexicano fue procesado en la cárcel Turner Guilford Knight donde llegó en una patrulla de policía esposado, según muestran las imágenes captadas por varias televisoras en Miami.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Luego de la muerte del cubano Juan Ricardo Hernández, de 63 años, a causa del daño cerebral que sufrió por el golpe que le propició el actor, el caso de Lyle tomó un rumbo inesperado. El actor podría pasar hasta 15 años en la cárcel de ser declarado culpable de homicidio involuntario.

Lyle asistió a la audiencia con su esposa y sus dos abogados, cuyas declaraciones a la prensa han causado controversia ya que dicen que el único inocente es Lyle.

“Este caso es acerca de una hombre que está protegiendo a  su familia”, dice uno de los defensores, mientras un segundo abogado saca una imagen de la familia de Lyle.

“Aquí está su familia. Lo que nadie quiere decir es que ellos estaban en el auto.  Su esposa, sus dos hijos y otro menor. Ustedes vieron las acciones de la otra persona, vieron lo que hizo”, dice asegurando que Lyle es inocente. “Violó las reglas, las normas y las leyes de la sociedad. Esto fue un hombre pacífico protegiendo a su familia”.

El encuentro del artista con el juez era un momento del que todo el mundo estaba  muy pendiente.

Por el otro lado, la familia de la víctima espera que el peso de la ley caiga sobre el actor y pague por lo que hizo al fallecido.

Advertisement


EDIT POST