Los abogados de P. Diddy rechazan las acusaciones de acoso sexual y despido injustificado contenidas en una demanda que interpuso una antigua chef del artista.

Tras ser demandado en mayo por despido injustificado y acoso sexual por su antigua chef personal Cindy Rueda, el músico P. Diddy acaba de responder con fuerza a las acusaciones a través de sus abogados.

Rueda afirmaba en su querella que la estrella de 47 años le ordenaba que sirviera sus platillos inmediatamente después o incluso cuando él o algunos de sus invitados mantenían relaciones íntimas, cuando aún estaban desnudos.

Así mismo, sostenía que en una de esas ocasiones en las que su jefe estaba sin ropa le había preguntado si le gustaba o se sentía atraída por su cuerpo desnudo.

En su respuesta, los abogados del también empresario rechazaron las alegaciones afirmando que la demanda “infectada con distorsiones, omisiones y falsedades”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El abogado Orin Snyder escribió en una carta a los abogados de Rueda, presentada este viernes en el tribunal, que las empresas del artista “no serán extorsionadas” y que la motivación de su exempleada es evidente.

“Calumniar e impugnar la reputación de nuestro cliente con la esperanza de extraer un acuerdo monetario. Esto huele a mala fe, e incluso algo peor”, apuntó.

Tras la aparición de la querella, Diddy se había limitado a defenderse con un mensaje en Instagram. “El silencio dice más de lo que piensas”, aseguraba el texto. Uno de sus representantes había descrito la demanda como un hecho “frívolo, de parte de una exempleada descontenta que fue despedida con razón”.

Los documentos de la corte obtenidos por el diario británico DailyMail señalan que Diddy exige que el caso sea enviado al arbitraje, pues Rueda había firmado un contrato en el que supuestamente se estipulaba que cualquier desacuerdo laboral se resolvería de esa manera, fuera de los tribunales.

Advertisement