La bofetada del actor a Chris Rock opacó todo lo demás de la premiación. Pero hubo otros momentos que no se pueden dejar pasar y que también son historia de la televisión.
Anuncio

Cuando casi se cumple una semana del momento más comentado y criticado en la historia de la televisión con Will Smith dando una bofetada a Chris Rock, muchos reivindican destacar otras escenas, mucho más cariñosas y agradables que también tuvieron lugar en la gala y de las que casi no se ha hablado.

Como suele ocurrir en estos casos, lo morboso tiende a ganarle la batalla a lo amoroso. Sin embargo, no todo fue escandaloso y violento en la 94 edición de los Oscar.

Fueron varias y muy conmovedoras las escenas que desafortunadamente pasaron desapercibidas por culpa del desagradable capítulo protagonizado por el ganador de la estatuilla.

Hubo una en concreto que arrancó las lágrimas de los allí presentes por su alto nivel de sentimiento, empatía y amor. La protagonizaron dos mujeres pertenecientes a dos generaciones diferentes pero unidas por un gran sentimiento de respeto.

Chris Rock
Credit: ROBYN BECK/AFP via Getty Images

Tocaba presentar el premio a la Mejor película de este 2022. Para ello dos artistas poseedoras de este premio salían a escena ante los aplausos y los gritos de los allí presentes.

La llegada al escenario de Lady Gaga y Liza Minnelli prometía un momento enternecedor. Y así lo fue. "¿Ves? La gente te ama", expresó la cantante a la protagonista de Cabaret, quien a pesar de su delicado estado de salud lo dio todo en estos minutos.

Los nervios hicieron que se perdiera un poco en su discurso y no supiera muy bien qué tarjeta leer. Un gesto de la intérprete de "Applause" hacia la veterana hizo de este instante uno inolvidable para todos.

"Buenas noches, ustedes saben lo que me gusta trabajar con leyendas y estoy encantada de presentar el premio a la Mejor película con la gran leyenda en el mundo del espectáculo. Ella está celebrando el 50 aniversario de Cabaret, la ganadora de un Oscar: Liza Minnelli", inició Lady Gaga ante la sonrisa de esta dama de la escena.

Cuando le tocó el turno de presentar a los nominados, Liza se quedó bloqueada por un momento, pero no pasó nada, ahí estaba su compañera para tenderle la mano y decirle: "Estoy contigo", a lo que ella respondió: "Lo sé".

Un ejemplo maravilloso de solidaridad, compañerismo y unión más allá de todo lo demás que merecía hacerse viral. Si bien este instante se ha dado a conocer en los medios, no ha tenido el impacto que debería.

Los Oscar también contaron con un actor, Troy Kotsur, que hizo historia al convertirse en el primer actor sordo en alzarse con una estatuilla por su trabajo en Coda. Y qué decir de ese baile de John Travolta y Uma Thurman recordando la mítica escena de Pulp fiction; o el reencuentro en el escenario de los protagonistas y el director de El Padrino.

Todo este espectáculo fue una bonita realidad de la que se habló poco, y que, afortunadamente, también pasó y merece la pena recordar.