Tras años de silencio, Olga Breeskin revela que debe la vida a Cristian Castro debido a que fue el responsable de que se alejara de los vicios que tanto dañaron su vida.

By Carolina Amézquita Pino
May 21, 2019 08:26 AM

Cuando Olga Breeskin era toda una estrella también sufrió los efectos de la fama y, por malas influencias, se volvió adicta a las drogas. Ahora, revela que gracias a Cristian Castro pudo darse cuenta de su error y se alejó para siempre de los estimulantes y el alcohol.

“Un día, estando yo en el hotel Continental, le doy gracias a Dios, por Verónica Castro, sinceramente, siempre la voy a querer, siempre voy a amarla, como amiga”, relató Breeskin al programa mexicano de televisión Ventaneando. “Éramos muy amigas, empezamos la carrera juntas, y me dice: ‘Oye, el Cristian [Castro] te ve todos los jueves en tu programa Esta noche es Olga. Quiere que tú seas su madrina de bautizo. Entonces, ¿aceptas?'. [Olga respondió]'¡Claro!'”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Durante ese evento, la violinista tocó fondo y se dio cuenta que su adicción ya era muy grande para poder sostenerse en pie. Fue cuando decidió alejarse para siempre de los estupefacientes y las bebidas embriagantes.

“Cuando vamos a la iglesia a llevar a Cristian Castro; lo llevo de la mano, y voy temblando porque me pasé una noche encocaínada. Y esos momentos entra algo que se llama conciencia. Veo al niño, Cristian tendría cinco o seis años, no más de siete. En esos momentos viene un remordimiento tan terrible”, narró. Estaba encocaínada, no podía ni siquiera sostenerlo. Hasta ese día inhalé cocaína”.

Olga Breeskin asegura que “le doy gracias a Dios por haber utilizado ese evento para librarme de todos los pasones que me metí” y haber cambiado por completo su vida tras una década de ser adicta.

“En finales de los 70, desgraciadamente, aprendí con uno de mis productores [a drogarse] de Siempre en Domingo y me gustó”, confesó. “Durante esos diez años fue una vida horrible porque fue un hábito”.

Advertisement