El príncipe Harry y Meghan Markle reaccionaron hoy ante la prohibición de la reina Isabel II de usar su marca Sussex-Royal en un comunicado oficial. Sus palabras no han gustado nada y como respuesta los fans de la monarquía les llaman de todo menos bonitos.

Por Nuria Domenech
Febrero 22, 2020
Anuncio

Es oficial: tal y como lo anunciamos hace poco, la reina Isabel, después de contarle al mundo cuánto quería a su nieto Harry y a su esposa Meghan Markle tras el acelerado Megxit que emprendió la pareja en enero, tomó las riendas del asunto y una vez más puso a la monarquía por delante de cualquier sentimiento personal.

Después de un tiempo de reflexión y calibrar con sus abogados, Isabel II prohibió a los duques de Sussex usar su renombrada marca, Sussex-Royal, puesto que ellos decidieron dejar de ser miembros de la realeza. Algo que viene a recordarles que no se puede estar con un pie adentro y otro afuera, o gozar de los beneficios sin cumplir con las obligaciones.

El príncipe Harry y la actriz reaccionaron hoy a tal decisión en un largo comunicado en el que no les queda otra que agachar las orejas ante la soberana, aunque dejan entrever a regañadientes que no están del todo de acuerdo en los motivos para prescindir de su preciada marca, que sus buenas miles de libras les costó registrarla.

¡Muchísimo más les costaría emprender una batalla legal contra su abuela!

Así puede leerse la reflexión transmitida por su portavoz oficial: “Pese a que no hay leyes que prohíban el uso de la palabra “royal” fuera del país, los duques de Sussex no tienen intención de usar Sussex-Royal ni ninguna otra variante de la palabra royal en ningún territorio cuando se cumpla la transición en la primavera de 2020”, refiriéndose al mes de marzo, cuando ambos dejarán oficialmente de pertenecer a la realeza en un acuerdo con la reina Isabel que se revisará dentro de un año.

Vienen a decir algo como, “ok, no la vamos a usar, pero si quisiéramos podríamos hacerlo”.

Las críticas a sus palabras no se hicieron esperar. En el Reino Unido los partidarios de la monarquía están que echan chispas.

El famoso conductor Piers Morgan se refirió así ante el comunicado de Meghan y Harry: “¿Quiénes diablos se creen que son? Muestran una falta de respeto asombrosa”. Uno de los expertos más populares de la realeza, Richard Fitzwilliams afirmó alarmado que es un comentario por parte de los jóvenes totalmente fuera de lugar, ya que “destaca sus diferencias con Buckingham de una forma absolutamente innecesaria”.

¡La polémica vuelve a estar servida!