Nuevo documental sobre la turbulenta vida del futbolista de origen puertorriqueño Aaron Hernández llega a Netflix el 15 de enero. La fallecida estrella de la NFL se ahorcó en la cárcel, donde fue sentenciado a cadena perpetua por asesinato. Los detalles.

Por Lena Hansen
Enero 09, 2020
Anuncio

Un nuevo documental promete revelar nuevos detalles sobre la turbulenta vida del fallecido futbolista de origen puertorriqueño Aaron Hernández. La estrella de la NFL, quien se hizo famoso jugando para los Patriots de Nueva Inglaterra, se ahorcó en el 2017 con una sábana en prisión, donde fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de Odin Lloyd. Hernández tenía 27 años y fue encontrado culpable de planear el asesinato del futbolista Odin Lloyd, el novio de la hermana de la prometida de Hernández, Shayanna Jenkins, con quien el futbolista tuvo una hija.

El documental, titulado Aaron Hernandez, the Killer Inside, estrena en Netflix el 15 de enero. En el trailer muestran una supuesta llamada telefónica de Aaron acusando a su madre Terri Hernández de sus problemas. “Yo era el niñito más feliz del mundo y tú me jod$%#te”, le dice. Y ella responde: “Yo no voy a vivir con eso”, negando ser culpable de los traumas de su hijo. “Así fue”, insiste él en la llamada. “Yo no tenía a nadie. ¿Qué pensabas que yo iba a hacer? ¿Convertirme en un ángel perfecto?”

Mientras esperaba su juicio por el asesinato de Lloyd en el 2013, Hernández hizo varias llamadas desde prisión a su madre en las que supuestamente la culpaba por muchos de sus propios errores, pero a su vez expresó su interés de reconciliarse con ella. En una entrevista el año pasado, el hermano mayor de Aaron, reveló a PEOPLE que Aaron había sufrido abuso físico, emocional y sexual. “Le pasaron muchas cosas, tanto buenas como malas”, dijo Jonathan Hernández a PEOPLE. “La gente piensa que conoce a mi hermano, pero realmente no es así. Ellos conocen lo que vieron en las noticias, pero no conocen las batallas que él enfrentó”.

Siendo un adulto, Aaron confesó que había sido sexualmente abusado cuando era menor de edad, sin revelar más detalles. Jonathan también alegó que el padre de ambos, quien murió en el 2006, era abusivo físicamente. “Nuestro padre nos golpeaba por cualquier cosa”, dijo a PEOPLE. Cuando Jonathan lo amenazó con denunciarlo a la policía, dijo que su padre prometió darle la peor golpiza de su vida.

Los abogados de Aaron también han expresado que el fallecido atleta sufría de encefalopatía traumática crónica (CTE, por sus siglas en inglés), una enfermedad cerebral degenerativa —que supuestamente puede causar agresión, depresión y comportamiento explosivo— que también se le ha diagnosticado a otros jugadores de la NFL. “Aaron vivió una existencia caótica y horrenda en muchos aspectos por esta herida cerebral que no fue diagnosticada”, expresó su abogado en una demanda contra la NFL. Por su parte, la Liga Nacional de Fútbol ha negado estas acusaciones. Todas estas controversias serán abordadas en el documental, que también explora cómo las vidas de otras personas relacionadas al atleta fueron afectadas.