Los duques de Sussex celebran dos años de casados en privado y en medio del ensordecedor silencio real.

Por Mayra Mangal
Mayo 19, 2020
Anuncio

Como en un cuento de hadas, el 19 de mayo del 2018 la actriz Meghan Markle y el príncipe Harry emergían de la capilla del palacio de Windsor, en Inglaterra, luego de haber sido declarados marido y mujer.

La boda de ensueño, que contó con el quién es quién de la moda, el deporte y la realeza europea, inspiró a millones con su desfile en carroza real, su banquete de novios y cada uno de sus detalles. Tras contraer nupcias, los recién casados fueron investidos con el título de Duques de Sussex, como cortesía de la reina Isabel II, y se iniciaron los preparativos para instalar a la pareja en una "casita" ubicada en los terrenos de Windsor.

Sin embargo, a dos años de la boda real las cosas no podían ser más distintas para la joven pareja, que el pasado 31 de marzo abandonó oficialmente su vida y sus funciones en el seno de la familia real y se mudó con todo y su hijo, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, a Los Ángeles, donde ella ha retomado en parte su carrera como actriz prestando su voz a un documental de Disney.

Será o no por tal motivo que este martes ni Clarence House (residencia y sitio oficial del príncipe Carlos, padre de Harry) ni la reina ni Kensington Palace (que preside William, el hermano del príncipe) han felicitado a la pareja en su aniversario de bodas.

El último mensaje que hace referencia a los duques —al menos por parte de su hermano, en las redes— fue esta entrada que marcó el primer año de vida de su sobrino, fecha sumamente importante en la vida de todo niño.

El palacio de Buckingham, representando a la reina en Instagram, decidió publicar unas recetas para hacer los clásicos pastelillos scones para acompañar el té.

Por su parte, Clarence House, a nombre del príncipe Carlos, publicó un mensaje del futuro rey invitando a quienes quieran ser voluntarios para recoger frutas y verduras en la campiña inglesa este verano no duden en donar su tiempo.

Y bueno, por ahí dicen que "el silencio habla cuando las palabras no pueden". Lógico es pensar que con la pandemia de COVID-19 los royals tienen muchas otras cosas ocupando su tiempo y mente. O que un segundo aniversario quizá no valga tanto la pena de mencionar.

En cuanto a Meghan y Harry, una fuente contó a Omid Scobie, autor de la biografía Finding Freedom próxima a publicarse, que la pareja celebrará la ocasión en privado.

"El día será simplemente para pasar tiempo de calidad, el uno con el otro y como familia. No van a hacer nada de trabajo y se aseguraron de que no hubiese ni citas ni llamadas programadas en su agenda", según se explica en las declaraciones publicadas por Harper's Bazaar.