La periodista no ha parado de trabajar desde su salida de Telemundo y ha sorprendido al público con interesantes entrevistas y nuevas iniciativas.
Anuncio

Periodista y contadora de buenas noticias, así se define Myrka Dellanos en su perfil en Instagram, y su definición nunca pudo ser mejor. Desde su salida de Al rojo vivo, la comunicadora no ha parado de hacer lo que más le gusta en el mundo, compartir momentos cómplices con su público, siempre de manera positiva y motivadora.

Lo está haciendo por el medio en el que le siguen más de un millón de personas con una serie de entrevistas y amenas charlas que están siendo de lo más inspiradoras. Ese es el objetivo principal, informar pero a la vez servir de ayuda y orientación a quienes las disfrutan.

Su fe en Dios le ha acercado a gente muy interesante y con vidas llenas de sacrificio y entrega que nos ha presentado en una serie de vivos en IG. Pastores, seguidores de Jesús, artistas y motivadores son tan solo algunos de los protagonistas con cuyo ejemplo pueden ayudar.

Esta iniciativa de entrevistar a personas que como ella defienden la oración y el creer en un ser superior no es de ahora. Durante la pandemia y sus meses de mayor confinamiento, Myrka comenzó esta serie de diálogos virtuales que empezaron a mover a miles de personas. Testimonios que ayudaron a mucha gente a sobrellevar este encierro y, sobre todo, la incertidumbre.

La conductora estuvo junto a María Celeste Arrarás informando sobre todo lo acontecido en el mundo a través de Al rojo vivo durante estos meses, pero la salida de su compañera fue una triste noticia para ella que solidaria también partió tres días después del programa.

Desde entonces no ha perdido la sonrisa, al contrario, tiene claro que Dios siempre posee el mejor plan para nosotros y así lo ha dejado saber en sus posts tanto profesionales como más personales. El espacio se llama Buenas noticias/Good news y ya es todo un éxito en las redes. Así que atentos porque promete más entregas.

Además de esta labor, también saca el tiempo para compartir momentos cómplices con su gente querida y, sobre todo, orar. "Las amistades oran juntas, se mantienen juntas y mueven montañas juntas", escribía junto a este grupo de mujeres, siempre cumpliendo las medidas de seguridad requeridas en este delicado momento.

Gracias Myrka por mostrar el lado positivo y fomentar el amor por encima de todas las cosas.