Ante los ojos de Dios, la cantante mexicana y el empresario colombiano ya son marido mujer y People en Español tiene todos los detalles de su boda religiosa realizada en Ciudad de México.

Por Carole Joseph
Noviembre 01, 2020
Anuncio

Todo estaba listo para que la actriz y cantante Ninel Conde y el empresario Larry Ramos se unieran en sagrado matrimonio el miércoles durante una ceremonia cristiana en el majestuoso Museo Casa de la Bola, en el centro de la Ciudad de México.

Ahí, un altar cubierto de flores blancas y mesas adornadas con antiguos candelabros los esperaban. Sin embargo, cuatro horas antes de que iniciara el evento, Conde y su hoy esposo recibieron la notificación de parte de la alcaldía de la delegación Miguel Hidalgo que su boda sería cancelada, supuestamente porque el recinto no estaba autorizado a abrir debido a la pandemia del coronavirus.

“Llegó un momento que me hicieron dudar [en casarme] entre tanta cosa que sucedía a última hora. Pero le dije a mi [wedding planner Jaime González]: ‘Jaime, así me tenga que casar en la calle, en la banqueta, yo voy a agradar a Dios. Ayúdame para que esto se lleve a cabo’”, recuerda Conde en declaraciones exclusivas para People en Español. “Estuve mucho tiempo en la ilegalidad y a Dios le agrada que estemos legalmente [unidos] ante [él] con una bendición. Fue nuestro deseo y se trató de hacer contra viento y marea porque nuestra prioridad es agradar a Dios”.

Credit: Cortesía de Jaime González y Alfonso Helfon

Con el apoyo de su hija Sofía Telch, sus familiares, amigos y  equipo de trabajo —su maquillista y amigo Víctor Guadarrama, el estilista Héctor Ávila, su wedding planner y el chef Lalo Palazuelos— el Bombón asesino y Ramos se terminaron casando en la casa de una de sus mejores amigas al otro extremo de la ciudad. “Fue un trabajo heroico de todos: floristas, gente de apoyo, gente que carga”, cuenta orgulloso González, quien en un par de horas desmontó todo lo que pudo en el Museo (arriba) y se lo llevó a la otra locación (abajo). “La ceremonia religiosa quedó muy bonita porque el lugar se prestaba, hicimos un arco de flores. Se intercambiaron unas palabras muy bonitas”.

Credit: Cortesía de Jaime González y Alfonso Helfon

Cuando tomada del brazo de su hermano mayor Conde se acercó al altar para desposarse con el hombre que la conquistó en tan solo diez meses, la pareja se prestó a recibir la bendición de sus pastores, la hermana y el cuñado de la cantante. “Al salir del altar, a la primera que vi fue a [mi hija] tomándome video y me dio mucha ilusión [que viera] contenta a su mamá después de que la ha visto sufrir tanto. Cuando eres mamá, el hijo que te ve feliz te duplica la felicidad”, dice con voz entrecortada Conde, quien está en medio de un proceso judicial con su expareja por la custodia de su hijo menor Emmanuel y quien ha recibido el apoyo incondicional de su hoy esposo. “Es la primera vez que tengo una pareja que nace dentro de una familia cristiana. Es un hombre que ora por mí". Y agrega: “Es un hombre alegre, positivo, culto, [se la] pasa leyendo, le gusta investigar de todo, es tolerante, paciente”.

Ramos, por su parte, también compartió con su amada lo feliz que estaba al lograr la bendición de Dios. “Aunque tienen poco tiempo de conocerse, Larry dijo que él había pertenecido [al ejército en Estados Unidos] y después de lo que vivió se le había endurecido mucho el corazón”, rememora González de los votos que la pareja pronunciaron durante la ceremonia frente a unos 40 invitados que incluyeron a los actores Raúl Araiza y Alejandro Gou. “ Y desde que encontró a Ninel encontró esa parte que le ha suavizado los sentimientos”.

Sentimientos que sin duda afloraron mientras los novios bailaron “Te esperaba”, canción de Carlos Rivera que Conde le dedicó a Ramos cuando lo conoció. “He probado todas las facetas de él y por eso realmente fue que decidimos dar el paso, y para estar bien ante los ojos de Dios”, recalca Conde, quien dejará para el 2021 su boda civil para estar casada también bajo las leyes del hombre. “Nosotros sabemos lo que vivimos dentro de las cuatro paredes y yo sé con quién estoy”.

De las cualidades de su hoy esposo, detalles de su vestido de novia digno de una reina, la deliciosa comida que degustaron y todo lo que vivió su boda, Conde nos habla en exclusiva. ¡Vivan los novios!

Credit: Cortesía de Ninel Conde y Larry Ramos

¿Cómo han sido tus primeros días de casada?

Ninel: [Me siento] muy bendecida, la verdad. Queremos darle el primer lugar a Dios en nuestras vidas porque para nosotros es muy importante estar correctamente ante los ojos de Dios, ante las leyes espirituales que mi madre siempre me inculcó. Con el tiempo he entendido que no hay nada como contar con la bendición de Dios para poder hacer las cosas en el orden espiritual y legal que se pueden hacer. Me siento muy tranquila, contenta, alineada con mi papá que está en el cielo; siento que estamos en un mismo espíritu ahora.

Estuve mucho tiempo en la ilegalidad, eso es una realidad. La Biblia es muy clara y lo dice: a Dios le agrada que estemos legalmente [unidos] ante [él] con una bendición. Fue nuestro deseo y nuestros pastores nos lo recomendaban y por eso se tomó la decisión y se trató de hacer contra viento y marea porque nuestra prioridad es agradar a Dios.

¿Fue una solamente una bendición?

N: Sí, el pastor nos dio una bendición, una ceremonia religiosa de matrimonio. Lo hicimos primero por la iglesia y el próximo año estamos planeando la boda oficial que será pues legalmente también.

Credit: Cortesía de Ninel Conde y Larry Ramos

Tenías esto planeado en el Museo Casa de la Bola, en Ciudad de México, y te avisaron que no podías casarte ahí. ¿Cómo fue todo eso?

N: A veces a la mejor algunas personas no tienen mucho conocimiento a nivel [de] cómo se mueve el mundo espiritual, pero nosotros conocemos mucho del mundo espiritual porque hemos crecido en hogares cristianos y nos han mostrado y hemos visto manifestaciones espirituales todo el tiempo. En esta ocasión, pues es una lucha espiritual que sabíamos y nuestros pastores nos lo dijeron: ‘Se va a levantar oposición’. Una semana antes nos lo dijeron. Entonces [nos dijeron:] ‘Estén orando mucho, párense a orar de madrugada porque se va a levantar oposición y se va a levantar fuerte, pues a la energía negativa no le va a gustar que estén legalmente [correctos] ante los ojos de Dios]'.

Y dicho y hecho. Pasaron tantas y tantas cosas que el día de la ceremonia llegó un momento que me hicieron dudar, entre tanta cosa que sucedía a última hora, pero me monté en la fe y dije: ‘Me voy a arreglar, yo hoy me caso ante los ojos de Dios y agrado a Dios quien es a quien quiero agradar'. Me fui a arreglar al hotel con todo ese rollo que no había lugar. Mi wedding planner Jaime González, que es un mago a la hora de hacer eventos porque en cuatro horas cambió de una locación a otra y montó un cuento de hadas, me apoyó.

Primero él me decía: 'Pues vamos a tenerlo que hacer mañana porque a última hora el lugar dijo Dice mi mamá que siempre no cuando tenemos un contrato firmado, cuando ellos tenían los permisos'. Eso ya después se resolverá, fue terrible. Si desde un principio dicen no se puede, pues OK, no se puede y punto. No vas contra la corriente. Pero cuatro horas antes del evento, pagado el lugar, las flores adentro fue como de película de terror.

Yo le dije: ‘Jaime así me tenga que casar en la calle, en la banqueta, yo voy a agradar a Dios. Ayúdame para que esto se lleve a cabo’. Y me dijo: ‘Va, voy para el lugar’.

Le hablé a una amiga y le dije: 'Amiga, mira, está pasando esto, ¿me das oportunidad de hacer esta ceremonia privada en tu casa?'. Y me dijo: ‘Claro que sí’. Todo se fue dando y Dios puso las cosas y quedó algo muy hermoso —y es cuando ves que la mano de Dios está en un asunto.

¿Fue una boda pequeña?

N: Se invitaron entre 30 y 35 personas; llegaron los que tenían que estar y no fueron los que no eran requeridos. Estuvo tal cual tenía que ser. Solamente fueron familiares y un par de amistades muy cercanas, de confianza.

Credit: Cortesía de Ninel Conde y Larry Ramos

¿Fueron celebridades?

Raúl Araiza y Bárbara Torres, Alejandro Gou. Habían otros compañeros. Por las condiciones sanitarias no era prudente ni pertinente [tener mucha gente ahí].

Entonces a todas mis amistades queridas y mi familia de Tabasco tampoco les pude decir porque no podía hacer algo de muchas personas porque no está permitido. Pero ya se les comentó a todos que el próximo año será mi boda oficial [por lo civil].

Credit: Cortesía de Ninel Conde y Larry Ramos

¿Hubo alguien ausente en tu boda que te hubiera gustado que estuviera?

N: Mi mami, imagínate. Pero sé que desde el cielo está contenta porque tengo una persona que me ama, que me cuida y me hace feliz.

¿Desde cuándo planeaste la boda?

N: Ya tiene rato. Lo queríamos hacer desde mayo, ya tiene rato. Pero se vino todo este tema [de la pandemia] y ya no se pudo hacer. Lo tuvimos  que hacer contra viento y marea, literal, porque si no íbamos a seguir postergándolo y te repito que queríamos estar en una legalidad espiritual correcta y gracias a Dios se pudo dar.

Credit: Cortesía de Victor Guadarrama

Yo sabía que Víctor Guadarrama me iba a pintar, Héctor Dávila a peinar. Benito Santos es la primera vez que me viste y me encantó su estilo, su elegancia y lo logró como siempre.

Credit: Cortesía de Ninel Conde y Larry Ramos

Me mandaron [modelos de trajes] de casas de Miami, diseñadores de Dubai y decidí optar por un diseñador mexicano porque, aparte que es muy talentoso, hay que apoyarnos entre compatriotas en estos momentos tan difíciles.

Conozco a Lalo Palazuelos que nos hizo el banquete porque he ido a sus restaurantes tanto en Acapulco como en México y la comida es espectacular. No tuve que hacer una prueba de menú porque conozco sus restaurantes y él me mandó opciones y seleccioné las que más me gustaban. A los invitados le encantó la comida.

Credit: Cortesía de Ninel Conde y Larry Ramos

¿Fue la boda y la bendición que tenían pensada Larry y tú?

Fue todavía más lindo y más especial por todas las barreras y las vicisitudes que pasamos, y el estar en el altar y escuchar las alabanzas y los cantos como “Bueno es Dios” [fue maravilloso]. La mayoría de las personas que nos acompañaron nos dijeron que qué bonita ceremonia, que han estado en muchas bodas pero que esta fue muy especial. Me sentí muy satisfecha con lo que se logró y lo que se hizo. Obviamente me hubiera encantado pues contar con más de mis amistades pero ante esta situación…

¿Cuál fue la canción que bailaron Larry y tú como marido y mujer?

Bailamos la de Carlos Rivera, “Te esperaba”. Todo lo escogimos entre los dos, pero obviamente [Larry] me dejó que eligiera la parte de la decoración y la parte de quién organizaba la boda y todo. Pero la mayoría de las cosas fue entre ambos. Esa canción yo se la dediqué hace tiempo, fue de las primeras que [le] dediqué y se me hizo muy especial.

¿Cuál fue el momento más hermoso para ti?

De lo que más disfruté fue cuando íbamos saliendo del altar como esposos y ver la cara de mis hermanos, de mi pequeña, de todos contentos de que sí se pudo. Dios cuando dispone algo, aunque nosotros querramos otra cosa o el adversario quiera echar a perder los planes, si es de Dios pues se va a dar.

Credit: Cortesía de Ninel Conde y Larry Ramos

¿Qué te dijo tu hija cuando le dijiste que te casabas y cuando te vio convertida en la esposa de Larry?

A ella no le gusta que esté ventilando lo que dice o lo que haga, hasta mi esposo me dice: ‘Cada día entiendo más a Sofi que no quiere tener contacto’. No le gusta que yo ventile lo que ella opina, pero obviamente al ver a su mamá contenta ella se siente tranquila y contenta. Al salir del altar, a la primera que vi fue a ella tomándome video y me dio mucha ilusión el ver que tuviera una imagen bonita de su mamá, ver contenta a su mamá después de que la ha visto sufrir tanto. Cuando eres mamá, el hijo que te ve feliz te duplica la felicidad.

Credit: Cortesía de Ninel Conde y Larry Ramos

¿Quién te caminó al altar?

Mi hermano Roberto, mi hermano el mayor.

Esto es una relación joven, van para 10 meses de relación. ¿Por qué decidiste casarte con Larry? ¿Qué viste en él para compartir tu vida?

Es la primera vez que tengo una pareja que nace dentro de una familia cristiana, dentro de una familia con las creencias que yo tengo. Mis anteriores relaciones o parejas las que llegaron a convertirse al cristianismo fue porque yo les compartía. Y nunca había vivido la experiencia de estar con una persona que estuviera más crecido a nivel espiritual. Para mí eso es lo que me llamó la atención. Hablábamos el mismo idioma, habíamos vivido cosas muy similares desde chiquitos en nuestras iglesias.

Es un hombre que ora por mí, ora conmigo. Hablamos el mismo idioma a nivel espiritual y para mí es bien importante. Mi mamá siempre, siempre me dejó esas bases muy sentadas y además la Biblia lo dice que no debes de unirte en yugo desigual y cuando uno desobedece a Dios pues hay consecuencias.

Y eso fue parte muy importante entre muchas, muchas otras cosas. Es un hombre alegre, positivo, culto, [se la] pasa leyendo, le gusta investigar de todo, es tolerante, paciente. Imagínate para que tenga paciencia [con] lo que conlleva estar con alguien como yo; no soy fácil con todo el tema mediático. Me tardaría un buen rato dándote detalles.

Cuando estuve sin trabajar desde el mes de febrero... él me ha sustentado, me ha ayudado. Obviamente tengo mis ahorros, mi guardadito, pero a veces a las mujeres no nos gusta tomar ese guardadito porque pues uno se empieza a sentir nerviosa. Él siempre me ha sustentado, apoyado. Ha estado ahí cuando lo he necesitado en todos los sentidos.

Credit: Cortesía de Ninel Conde y Larry Ramos

He probado todas las facetas de él y por eso realmente fue que decidimos dar el paso, y para estar bien ante los ojos de Dios. Tenemos objetivos muy similares de vida, queremos más adelante iniciar un ministerio en nuestra iglesia y dar nuestro testimonio porque esto más que una telenovela es un testimonio de vida. El tiempo dará la razón a quien la tiene, con tanta cosa que han atacado y hay cosas que son armadas para segundas intenciones. Nosotros sabemos lo que vivimos dentro de las cuatro paredes y yo sé con quién estoy.

¿Cómo conociste a Larry?

Nos presentó una persona que conocíamos en común [para temas de negocios] y al final empezamos a salir.

¿Cómo han vencido los dimes y diretes en su contra?

Dios, es Dios y su palabra. Creo [en] el propósito que Dios tiene con nosotros, nuestro amor y nuestra fe en lo que no vemos. Dice la Biblia que las cosas que vivimos y las que vemos son temporales. Tenemos que enfocarnos en lo que no vemos y en lo que Dios nos ha prometido. Si me concentrara en lo que veo el día de hoy, ya me hubiera yo, no sé, no quiero ni mencionarlo...  ya hubiera desertado en esta vida. Pero como sé que Dios me ha prometido que nos va a dar la victoria, en eso me apoyo y en eso pongo mis ojos y en eso creo.

Por eso hemos podido seguir caminando y ya no escuchamos [a los demás]. Tú sabes que [pasa] típico el amigo que [te dice:] ‘Mira, ¿ya viste esto?’ y te mandan el reportaje. Y a todos y cada uno de ellos les digo con todo cariño: 'No me mandes ya nada, no quiero basura para mi mente, mis emociones y mi espíritu'. Yo sé y tengo claro lo que Dios me ha prometido y nos ha servido muchísimo.

Imagínate si me pasara viendo tanta basura que se dice; lo único que haces es que te dañas el alma.

Credit: Cortesía de Ninel Conde y Larry Ramos

¿Habrá luna de miel y en dónde sería?

Adelantamos la luna de miel con el viaje que hicimos hace poco. Pero sí tenemos las ganas de escaparnos unos días a los mejor. Pero un viaje grande sería hasta la boda oficial.

¿Cuáles son tus proyectos?

Estamos en la obra de teatro en México [A oscuras me da risa] y estamos por sacar un nuevo sencillo [musical] a mediados de noviembre.