La menor se dirigía a un parque en Kansas cuando una rama que cayó desde 30 pies de altura le golpeó violentamente la cabeza.
Anuncio

Una pequeña de 7 años se debate entre la vida y la muerte luego de ser golpeada por la rama de un olmo cuando iba camino a jugar a un parque cercano a su hogar en Kansas.

Quinlynn Jones se dirigía al parque con sus hermanos cuando fue brutalmente golpeada por la rama que cayó desde alrededor de 30 pies de altura debido a fuertes vientos, según el canal local WIBW. El golpe fue tan duro que fracturó el cráneo de la pequeña en dos partes, por lo que tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital infantil Mercy Hospital de la ciudad de Overland Park el sábado pasado, informó su madre Jenna Jones, según People.

Quinlynn permanece en estado crítico. Su familia ha creado una cuenta de apoyo económico GoFundMe, para cubrir los gastos médicos, en la que la madre intenta aceptar lo sucedido.

"Este fue un extraño accidente realmente, que, de nuevo, cada detalle de cada minuto tuvo que estar alineado para que ocurriera. Si un milisegundo hubiera sido diferente no estuviéramos aquí", expresó la madre en la página de donativos. "No hay culpables, no hay enojo, solo aceptación que aquí es donde estamos ahora. No sabemos, ni podemos pretender saber cuáles deben ser los planes para Quin".

Fundraiser by Brandi Rojas Quinlynn Jones’s Medical Expenses
Quinlynn Jones
| Credit: GoFundMe

La familia, además, creó una página de Facebook que ya cuenta con más de 15,000 seguidores en la que informa sobre el estado de la niña. En una actualización, expresó que la pequeña necesitará una operación para enmendar la fractura, sin embargo, sus familiares y amigos esperan que desaparezca la hinchazión para evitar cualquier intervención quirúrgica.

"Hay una posibilidad…una pequeña posibilidad que, con suficiente descanso, la hinchazón pueda bajar y que no se requiera la cirugía", escribió Ruth Ann Parks, la administradora del grupo de Facebook. "Nos enfocamos en un nuevo esfuerzo. El descanso perfecto. Sin prisas ni ansiedades sobre cuando despertará".

Admitió que los últimos días en el hospital han parecido meses, pero que mientras haya una posibilidad, no se pierde la esperanza de que Quinlynn sobreviva.

"Hay la posibilidad de que no necesite ser operada y eso sería el [ingrediente] principal para lograr el milagro… Así que nosotros nos aferramos a eso. Logró sobrevivir lo que hubiese matado instantáneamente a cualquier adulto", agregó.

De acuerdo a WIBW, los doctores esperan que se recupere, aunque desconocen el daño que este incidente le ha causado a su cerebro.