Nicky Jam no olvida su paso cárcel, luego de que tomara la senda equivocada y estuviera a punto de arruinar su vida.
Anuncio

Si bien es un momento de su vida que ya quedó en el pasado, Nicky Jam no olvida su paso por la cárcel luego de tomar la senda equivocada y estar a punto de arruinarse la vida. Ahora el rapero puertorriqueño volvió a recordar esta dura etapa, que a pesar de todo le dejó varias enseñanzas.

"Una de las cosas que más aprendí es a disfrutar de la libertad. Cuando estás fuera, estás en un parque, como ya la tienes, no te das cuenta de lo linda que es. Pero cuando estás dentro y te dicen lo que tienes que hacer y cuando lo tienes que hacer, ahí te das cuenta de que la libertad es algo increíble", aseguró en el programa de televisión español El Hormiguero.

"También aprendí que si hay alguien que tiene muchos años, por ejemplo, una cadena perpetua, no hay que estar cerca de él. Si él sabe que te vas a ir, hace lo imposible para que te quedes", añadió.

Según contó, a pesar de lo difícil que es permanecer en una cárcel, "hacía chistes a todo el mundo, conseguía hamburguesas, cantaba, ayudaba a todo el mundo".

A pesar de que en la cárcel le tomaron mucho cariño, hizo conciertos y hasta muchos lloraron cuando salió en libertad, el rapero reconoce que siempre son lugares inhumanos.

Screen Shot 2020-03-17 at 11.13.49 AM
Credit: Nicky Jam/Instagram

 "Llega un punto en que sienten que ya no son humanos, que viven como animales y toca acordarse que no, que somos humanos, que estamos aquí porque cometimos un error", contó.

Pero esta no es la primera que Nicky Jam cuenta de su paso por la cárcel. "Estuve hasta en la cárcel, estuve en los peores momentos de mi vida", dijo en una conferencia de prensa en 2017. "Tuve un momento muy oscuro en mi vida donde ya la gente no daba ni un peso por mí, donde la gente no quería escuchar de mi música".

Nicky Jam
Credit: Nicky Jam/ Instagram

También reconoció que "no tenía dinero para pagar el arriendo, no tenía qué ponerme, no tenía cómo darles estudio a mis niños, ni cómo comer. No podía surgir en mi carrera... Todo eso se suma y se multiplica y te hace recapacitar, saber que todo se acabó y que tenía que salir adelante".

No obstante, las drogas, el alcohol y la cárcel quedaron atrás, y Nicky Jam pudo retomar su exitosa carrera y llevar una vida normal. "Resurgí de las cenizas. Me caí, me paré de nuevo y por eso el disco se tenía que llamar Fénix, y también la gira", dijo en el lanzamiento del disco Fénix.