Para Nicky Jam, reecontrarse en el 2015 con su madre, Ysabel Caminero Madera, en República Dominicana después de no verla en 20 años fue como “un momento de película”.

Anuncio

Fue como “un momento de película”. Así describe Nicky Jam el instante en que sudoroso y nervioso se reencontró con su madre, Ysabel Caminero Madera, luego de estar separado de ella por 20 años.

El artista de 38 años relató que se encontraba en una gira en República Dominicana en el 2015 cuando uno de sus agentes de seguridad le dijo: “Afuera hay una mujer que dice ser tu mamá”.

Según Nicky Jam, desde que vio y escuchó a la mujer, supo que era ella. “Yo quería ser famoso para encontrar a mi madre y funcionó”, dijo el cantante en un entrevista con E! News. “Allí nos abrazamos y desde entonces no nos hemos separado”.

El intérprete de “Hasta el amanecer” explicó que su mamá y su papá tuvieron problemas de adicciones en una época de sus vidas. Su madre fue deportada a su natal República Dominicana por un problema con la justicia; por años su papá, de nacionalidad puertorriqueña, fue un fugitivo.

Nicky Jam confesó que vio drogas en su casa desde sus 5 años de edad —y ya a los 11 él estaba fumando. Reveló que a los 15 probó cocaína por primera vez luego de haber sido abandonado por una novia.

En la entrevista agregó que el éxito le llegó a sus 20 años, cuando él mismo aún era un adicto. Para el artista, la combinación de fama, mujeres y dinero hicieron que perdiera la cabeza y hasta que cayera en la cárcel por tres años en Puerto Rico.

Afirmó, además, que el consumo de tantas droga comenzó a afectar su movilidad y le trajo problemas de habla. Tocó fondo y, luego de haber tenido una segunda oportunidad, dejó las drogas y se enfocó en hacer música y se mudó a Colombia.