A menos de un año de haber tenido a su primer bebé, Tobias, Naty Domínguez ha recuperado su escultural figura y nos cuenta cómo lo logró.

Por Carolina Amézquita Pino
Febrero 04, 2021
Anuncio
Credit: Gustavo Pérez Acosta

Tras casi un año de haber debutado como madre del pequeño Tobías, Naty Domínguez luce una espectacular silueta que puede ser la envidia de cualquiera. Pero ¿cuál es el secreto que le hizo recuperar su curvilínea figura a esta ex reina de belleza? 

"El tema del cuerpo ha sido una cuestión de constancia. Desde hace un buen tiempo mantengo una alimentación supersana; no necesariamente una dieta estricta, lo que la gente piensa que uno come vegetales nada más. Yo como supercompleto, pero bastante saludable y me mantengo siempre activa", reveló Domínguez a People en Español. "Al mismo tiempo, teniendo dos gimnasios acá en Miami me compromete aún más".

La actriz comenta también: "Ahora quemo más calorías porque tengo al bebé todo el día y lo amamanto". Además fue muy paciente con el proceso de recuperación, tal como lo ameritaba al haber tenido una cesárea. Aclaró: "Nunca he tenido un estrés por volver a mi figura".

Credit: Gustavo Pérez Acosta

"Me di mucha calma y fui llevando los tiempos acorde a como mi cuerpo me lo iba solicitando. Me tomé mis 90 días después de una cesárea, estaba tranquila con mi bebé. Trataba de comer lo más saludable posible y con alimentos que me ayudaran a desinflamar y a tener un sistema inmune fuerte", agregó. "Pienso que el cuerpo es muy inteligente siempre y cuando lo trates con respeto y le des lo que necesita así va a responder. Con el tema del ejercicio fue también poco a poco".

Haberse convertido en madre no le impide a la también empresaria gozar de lo que la vida le ofrece. "Lo más importante es disfrutar el momento y no estar pensando siempre en qué va a pasar mañana. Disfruten el momento con sus hijos ahorita", mencionó.

"Si quieres que tus hijos estén bien, tienes que estar bien tú también",

Naty Domínguez

Credit: Gustavo Pérez Acosta

Naty Domínguez se cuida tanto como lo hace con su bebé para asegurarse de estar bien físicamente y emocionalmente, porque considera que "cuando piensas que a tus hijos les quieres dar cosas de calidad, tienes que pensar igual en ti". 

"Si quieres que tus hijos estén bien, tienes que estar bien tú también y eso amerita que te cuides, que te des amor y que tu hijo vea una mamá saludable, con energía, creativa", advirtió. "Para eso tienes que alimentarte bien, estar activa, quererte, amarte, dedicarte tiempo y disfrutar el ahora".