La inolvidable Sarita Elizondo de la exitosa telenovela de Telemundo duró 13 años casada con su primo Marcelo, con el que tuvo una hija.
Anuncio

Hay historias de amor que parecen sacadas de la ficción por lo enrevesadas que son y, sin duda, la vivida hasta hace tan solo unos años por Natasha Klauss, la inolvidable protagonista de la exitosa telenovela de Telemundo Pasión de gavilanes es una de ellas. Tras una primera experiencia fallida en el terreno amoroso con el padre de su primera hija, la actriz colombiana terminó enamorándose de su primo hermano Marcelo, con quien se casó y tuvo una niña.

"Yo vine a tener suegra cuando me separé de Marcelo porque era mi tía"

"Nosotros somos primos hermanos, obviamente hay muchas personas que no lo entienden", compartió la actriz colombiana en una reciente transmisión en vivo que realizó a través de Instagram.

"Como no me crié con él porque no nos criamos juntos [él vivía en Uruguay y yo en Colombia] no lo veía como un primo, no tenía la connotación del primo", aseguró.

De hecho, la última vez que se vieron antes de reencontrarse de grandes Klauss tenía 11 años. "Mis recuerdos de él siempre era chiquita, como que iba a Uruguay lo veía y era mi primito. La última vez que fui eran 11 o 12 años los que tenía yo y ya la siguiente vez que nos vimos estamos hablando de [que tenía] 18/19 años. Pasaron muchos años", contó la intérprete de 44 años.

En ese momento no te podías casar entre primos hermanos por la iglesia católica. Nos casamos por lo civil

En el momento en el que comenzó a andar su historia de amor, la inolvidable Sarita Elizondo de Pasión de gavilanes ya tenía una hija fruto de una relación anterior.

"Él adoptó a Isabel porque entró en mi vida cuando ella tenía 9 meses y ahí empieza nuestra historia", detalló. "En ese momento no te podías casar entre primos hermanos por la iglesia católica. Nos casamos por lo civil y siempre postergamos el rito porque los dos teníamos como el concepto de estamos unidos, o sea no necesitamos nada más”".

Aunque en un inicio no tenían claro si tener un hijo biológico iba a ser la mejor opción teniendo en cuenta que eran primos hermanos, ambos no dudaron en lanzarse a ello tras hacerse los estudios pertinentes.

"Cuando estábamos en el plan de tener una bebé entre nosotros dos mi ginecólogo me dijo ‘pero claro no hay ningún problema’ y yo 'pero ¿cómo así? Es que las creencias dicen que entre primos…' ‘No para nada’. Nos mandó donde un genetista y entendimos un montón de cosas que uno tiene por creencias, porque todo es un tema de creencias que te meten en la cabeza", explicó la actriz de exitosas telenovelas como La mujer en el espejo, La tormenta y El zorro la espada y la rosa. "Pero igual nosotros hicimos la labor, la responsabilidad de decir ‘ok, si vamos a ser papás biológicos vamos a ver qué hay qué hacer o cuáles son las medidas más amorosas para traer un ser a la vida’".

Natasha y su primo duraron finalmente 13 años casados. Hoy, aunque ya no están juntos como pareja, ambos siguen manteniendo una excelente relación, principalmente por el bienestar del fruto de su amor, Paloma, quien tiene 11 años. "Obviamente hay dolor en las separaciones pero no hubo nada que fuera nada traumático", aclaró la actriz.