Debido a que sus padres murieron, la actriz colombiana decidió que fuera este actor de la exitosa telenovela de Telemundo el que caminara junto a ella del brazo en este día tan especial.
Anuncio
Natasha Klauss
Natasha Klauss
| Credit: Mezcalent

Llegó el día. Natasha Klauss, una de las protagonistas de la exitosa telenovela Pasión de gavilanes –cuya segunda temporada emitió recientemente Telemundo–, se casa este viernes 17 de junio con su pareja, Daniel Gómez, en una "ceremonia muy especial" en su natal Colombia.

"Va a ser con un mamo de la Sierra Nevada. Un mamo es como un sacerdote, por así decirlo, de una comunidad indígena que está ubicada en la Sierra Nevada", contaba semanas atrás la actriz colombiana, quien está a punto de superar los 2 millones de seguidores en Instagram.

La boda tendrá lugar en la Hacienda Rincón de Teusacá y entre los invitados habrá un querido actor de Pasión de gavilanes, Jorge Cao, quien dio vida al abuelo Martín en la primera temporada.

Jorge Cao
Jorge Cao dio vida al abuelo Martín en Pasión de gavilanes
| Credit: TELEMUNDO

El actor cubano es como un padre para Natasha y por supuesto no podía faltar en este día tan especial para ella. De hecho, será el encargado de caminar del brazo junto a ella.

Jorge Cao
Natasha Klauss y Jorge Cao
| Credit: Instagram Natasha Klauss

"Solo te puedo decir gracias por ser, estar y amarme como yo a ti. Caminar de la mano contigo es estar con papá y mamá que están en el cielo acompañándome. Tu bendición es la de ellos", escribió este jueves la actriz de 46 años a través de su perfil de Instagram.

Cao, por su parte, compartió una foto en la que presume de la compañía de Natasha desde el ensayo general de la boda.

Natasha Klauss
Natasha Klauss y Jorge Cao
| Credit: Instagram Jorge Cao

"Hoy ensayo general, mañana boda de Nati. Yo la entrego", escribió junto a la imagen.

Además de ser como un padre para ella, Cao es el padrino de las dos hijas de la actriz.

"¡Qué hermoso que el amor de familia haya traspasado la pantalla!", se puede leer entre los cientos de comentarios que no tardaron en invadir la publicación.