Más fuerte que nunca, Natasha Araos contó el proceso de su contagio y cómo ha afrontado la situación después de todo lo vivido en su familia con esta enfermedad.

Anuncio

El coronavirus vuelve a irrumpir en la vida de la familia de Chyno Miranda, esta vez en su esposa, Natasha Araos. Era ella misma quien así lo comunicaba a través de varias grabaciones en sus redes sociales.

Tras una semana de síntomas varios que la tuvieron sumida en un fuerte malestar físico, la feliz mamá de Lucca tomó la decisión de hacerse la prueba de la COVID-19. Para su sorpresa, salió positiva.

"¿Se acuerdan cuando yo les mostré la semana pasada que me sentía super mal, que me dolían los ojos, que tenía como una gripe...", empezó su mensaje. "Me hicieron la prueba y salí positivo", contó todavía sorprendida.

Increíble pero cierto. Y las señales de que se trataba del virus no se hicieron esperar. "De verdad les digo que una de las cosas que más me incomodó de este proceso fue la debilidad y el perder el olfato y el sabor, Qué desagradable", contó sincera.

Su preocupación máxima, además de por su salud, era Chyno, quien, a pesar de haberlo pasado ya, está en pleno proceso de recuperación de la neuropatía que sufrió.

"Estaba muy nerviosa con Jesús porque a él todo lo que le vino fue por la COVID-19", expresó. Natasha compartió también que tras la noticia recibió la llamada de un doctor que le aconsejó tomar un producto tres veces al día que aliviaría los síntomas y acabaría con el virus antes de lo esperado.

Según Natasha, sí fue, al cuarto día salió negativa. "Definitivamente quedé impresionada, ayuda a que no tengas secuelas también", explicó en sus historias de Instagram.

Totalmente recuperada de lo que ella definió como una "gripe muy fuerte", Natasha volvió a la carga para seguir apoyando y ayudando a su marido en su rehabilitación. El cantante sigue dándolo todo y los avances son impresionantes.

La pareja ha demostrado estar más fuerte y unida que nunca y ser capaz de enfrentar cualquier obstáculo que se le presente.