Si bien la muerte de su hijo la marcó de por vida, Natalia Esperón hoy puede hablar de cómo ha logrado salir adelante a pesar de los contratiempos.
Anuncio
Natalia Esperón
Natalia Esperón
| Credit: Mezcalent

Natalia Esperón ha vuelto a ser quién era. Aunque la muerte del hijo que iba a tener con Pepe Bastón, el ahora esposo de Eva Longoria, es algo que la marcó de por vida, la actriz volvió a la televisión tras más de 10 años alejada. Hoy puede hablar de cómo ha logrado salir adelante a pesar de los contratiempos.

Esperón, quien ya tenía a su primogénita Natalia, tuvo que ser trasladada de emergencia en helicóptero a un hospital de la Ciudad de México el 17 de noviembre de 2003, ya que tenía problemas con el embarazo de trillizos que estaba esperando. Luego recibiría la triste noticia de la muerte de uno de los bebés.

En el programa mexicano Montse & Joe, la actriz habló con Montserrat Oliver y Yolanda Andrade sobre cómo superó la depresión que le trajo la muerte del pequeño que tenía en su vientre, y la posterior separación de Bastón.

Natalia Esperón
Credit: Instagram Corazón guerrero

"Tuve depresión postparto y son cosas que a nadie se le desean", reconoció. "Nadie me ayudaba de la manera en que yo necesitaba, todo mundo me ayudaba desde la manera que ellos pensaban que me podían ayudar y no fue afortunada. Entonces, quedaron muchas cosas que no se habían sanado y era una bomba de tiempo. Yo estaba muy triste, traía una tristeza que no entendía, no disfrutaba las cosas", contó.

No obstante, la actriz hizo todo lo que estuvo a su alcance para salir adelante. "Estuve estudiando Historia del Arte y también inglés porque era malísima. Estuve también en mi terapia emocional, en crecimiento emocional, terapia de todo", dijo Esperón.

"Traía muchas cosas que yo no había sanado y que no me había dado cuenta. Esas cosas luego te impiden muchísimo poder disfrutar, poder relacionarte", añade.

Natalia Esperón
Credit: TELEVISA

"El duelo hay que vivirlo, es un proceso, no te puedes brincar las fases, lo tienes que vivir, pero nadie nos enseña, nadie nos platica de la muerte. Tenía que cuidar a otros chiquitos, entonces yo me imaginaba a mi chiquito, yo vivía con tres bebés, y eso no estaba bien", apuntó.

Actualmente los hijos de Esperón ya son adultos: Natalia tiene 26 años y Mariana y José Antonio tienen 18 años.

Aunque desde su separación del padre de sus hijos no se le conoce pareja, Esperón afirmó no sentirse sola, realmente disfruta mucho su soltería.

"De repente me dicen: 'Ah, estás sola'. No, estoy soltera, todos estamos solos. Todos venimos al mundo y nos vamos solos. Estoy soltera, soledad no hay, eso sí no tengo. Soy una persona que tiene los lazos bien con su familia, con sus amistades, que tengo mi soltería increíble y que la gozo, lo disfruto muchísimo", dijo en el programa.