La modelo paraguaya publicó unas imágenes de ensueño que muestra su vida al lado del artista. Momentos llenos de magia que ha mostrado encantada.
Anuncio

Inseparables. Así se han vuelto Nadia Ferreira y Marc Anthony desde que dieran a conocer su romance hace tres meses. Allá donde está uno, está el otro y feliz de que así sea, la modelo ha compartido imágenes de este cuento de hadas que está viviendo.

Próxima parada Barcelona. La parejita está recorriendo algunas ciudades de Europa con motivo del tour del artista por el Viejo Continente. Esta vez, a diferencia de otras,, lo hace en la mejor compañía y así lo presumen ambos en sus redes.

Hoteles de película, paseos de ensueño, vistas increíbles y salidas románticas son tan solo un aperitivo de todo lo que están viviendo. A sus 23 años, la paraguaya atraviesa una etapa que apunta a ser inolvidable.

Marc Anthony y Nadia Ferreira
Marc Anthony y Nadia Ferreira
| Credit: IG/Nadia Ferreira

París, Londres y Barcelona son algunas de las ciudades que está recorriendo junto al intérprete cuyos conciertos no se pierde, aunque ya se los sepa de memoria. Ahí está, en primera fila o en una zona especial, siempre cantando y bailando al ritmo de sus grandes éxitos.

También hay espacio para divertirse y así lo muestran las historias de la finalista a Miss Universo, en las que muestra las delicias de platos que comen, los hoteles donde se hospedan y los rincones más bonitos de cada lugar que visitan. Eso sin contar la cantidad de caras ilustres y famosas que se están encontrando en el camino, como por ejemplo, Salma Hayek.

"Agradecida por donde estoy y emocionada por el lugar al que me dirijo", escribió en uno de sus sets de fotografías, esta vez en Milán, ciudad a la que ha tenido que ir varias veces por su trabajo de modelaje.

Los viajes son en el avión privado de Marc, el cual ya se ha convertido casi en una segunda casa para ambos. El artista no se queda atrás y se ha mostrado igual de feliz al poder contar con la compañía de su prometida en esta gira internacional.

El artista de 53 años, además de tener el corazón contento y enamorado, está arrasando y vendiendo sus boletos en cada uno de los estadios, teatros y eventos que pisa. El verano se le presenta repleto de planes, pero ninguno como el de Nadia.