Wanda Seux se encuentra en fase terminal; de acuerdo con los médicos solo queda esperar el desenlace. Sin embargo, ha sorprendido a todos con su fortaleza.

By Carolina Amézquita Pino
December 02, 2019 11:00 AM

El último infarto cerebral que sufrió Wanda Seux hace unas semanas la dejó en condiciones muy graves de salud; por ello, su estado es extremadamente delicado.

"Los doctores me comentan que en el caso de Wanda (Seux), lo único que médicamente [se] puede hacer es esperar. Esperar a que ella decida trascender, a que decida dejar este mundo", explicó Alfredo Cordero, un amigo a cargo del cuidado de Seux. "Ya médicamente para Wanda, en este momento, no hay nada más que se pueda hacer".

RELACIONADO: Wanda Seux vivirá el resto de su vida conectada a aparatos

Agencia México

La exvedette sufrió una afección en el sistema respiratorio que la puso en riesgo total.

"Ese daño cerebral trae consecuencias que pueden ser infecciones respiratorias, que es deterioro del cuerpo, porque no está al cien por ciento. Entonces, es algo que es probable [que fallezca]", explicó. "Pasamos días muy malos. Wanda entró por una infección respiratoria y se agravó estando aquí [en el hospital]. Sigue estando su situación muy delicada. Estuvo en peligro su vida".

De acuerdo con Alfredo Cordero, la situación de la bailarina es complicada porque no puede expresarse de ninguna forma.

"La infección causó que se le acelerara el corazón; ella tiene un problema de arritmia", agregó. "Wanda no puede hablar, no se puede expresar, no puede hablar; entonces, cualquier dolor o cosa que ella siente, uno debe estar casi, casi adivinando".

Victor Chavez/WireImage

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Pese a todo, Wanda Seux sigue luchando por su vida; lo cual tiene sorprendidos a propios y extraños.

"Me asombra: después de que tuvo noches muy, muy duras, una noche que me quedé con ella, abrió los ojos y se puso a ver hacia la nada; y puedo asegurar que sentí que estaba viendo algo. Dije ‘bueno, a lo mejor ella está preparándose para irse' ", reveló. "Milagrosamente, a la mañana siguiente, me dicen ‘Wanda está bien' ".

Advertisement