Se ha quedado a las puertas de la gran final. La venezolana se quedaba con el quinto puesto de finalista en el reality tras su expulsión. La reacción de su novio ante su partida ha generado un vivo debate. ¡Y no es para menos!
Anuncio

Hirviendo. Así está la situación en La casa de los famosos. Cuando muchos pensaban que Daniella Navarro se coronaría como ganadora por ir de frente y ser explosiva, resulta que se ha convertido en la nueva expulsada.

La venezolana se queda con el título de quinta finalista y a las puertas de una final que promete estar muy reñida. Con ella fuera de la casa, todo cambia. Para empezar, el papel de Nacho Casano, su novio, se desinfla y pierde gran parte del interés que generaba con la actriz dentro de la casa y su romance despegando.

Con su marcha, todos los ojos estaban puestos en el argentino y su reacción ante la expulsión de su incipiente pareja. Lo que hizo al quedarse solo ha sorprendido a muchos espectadores que no imaginaban que haría algo así.

Nacho Casano
Daniella Navarro; Nacho Casano
| Credit: Instagram Daniella Navarro; Instagram Nacho Casano

Después de una despedida tan huracanada y apasionada como la personalidad de Daniella, Nacho tuvo que asimilar la noticia, la cual no termina de entender. Los últimos días fueron tranquilos y todo estaba bajo control, sin sobresaltos, así que no comprendió muy bien lo que pasó.

Las primeras horas de Nacho sin su compañera de abrazos fueron complicadas y el actor no pudo evitar contener las lágrimas. Se mostró sufriendo ante las cámaras y colegas de casa por lo que acababa de pasar.

Unas lágrimas que, para algunos, eran más de cocodrilo que otra cosa y que no se creyeron. Una parte del público piensa que su romance fue más que nada una estrategia para quedarse en el programa y no porque haya verdaderos sentimientos.

Como dijo Daniella ya fuera de la casa, lo que pase entre ellos ya se verá, pero, así de primeras, Nacho rompió a llorar y mostró su malestar ante la marcha de su chica, una reacción más creíble para unos que otros.

Con ella fuera, ya hay un rival fuerte menos que temer. Ahora tienen 4 días por delante para hacer sus últimas apuestas y dar lo mejor de sí para acercarse cada ve más a ese maletín de $200 mil.