La mujer considera que la estación de tren es femenina y dice que estar en una relación con ella "es nuestra sexualidad, al igual que ser lesbiana o bisexual".

By Carolina Trejos
November 02, 2018 04:24 PM

Una mujer llamada Carol Santa Fe le dijo a un tabloide británico que se “casó” con una estación de tren en California que ella ha amado desde que tenía 9 años.

Santa Fe se identifica a sí misma como objetum sexual, o OS, una persona que desarrolla sentimientos emocionales profundos por un objeto o una estructura inanimada.

La mujer considera que la estación de tren es femenina y dice que estar en una relación con ella “es nuestra sexualidad, al igual que ser lesbiana o bisexual”, dijo recientemente al sitio web de The Mirror.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Carol Santa Fe
Twitter viral

Según Santa Fe, no se había dado cuenta de su preferencia sexual hasta que tenía 40 años y escribió: “Estoy enamorada de un edificio”.

Según el psicólogo Mark Griffiths dijo a la publicación, “dichos objetófilos expresan una preferencia y compromiso amorosos y/o sexuales con elementos o estructuras particulares”. Este campo apenas se ha comenzado a estudiar en los últimos años.

“Tales individuos rara vez [si acaso] tienen relaciones sexuales con humanos y desarrollan fuertes fijaciones emocionales al objeto o estructura. A diferencia del fetichismo sexual, el objeto o estructura se ve como un compañero igual en la relación y no se usa para mejorar o facilitar el comportamiento sexual”.

En 2007, una mujer estadounidense llamada Erika LaBrie se convirtió en una de las objetófilas más famosas del mundo cuando se “casó” con la Torre Eiffel, hasta tomó Eiffel como su apellido.

Otros casos citados por Griffiths incluyen a un hombre en el estado de Washington que dijo que tuvo relaciones sexuales con más de 1,000 autos, una mujer británica que tenía sentimientos románticos por la Estatua de la Libertad y una mujer de Pennsylvania que se enamoró de un paseo en un parque de diversiones.

Santa Fe, que vive en San Diego, California le dijo al Mirror que viaja en autobús 45 minutos todos los días a la estación de tren, a la que llama “Daidra”. Según la mujer, ella y el edificio “se casaron” hace dos años. “Daidra ha sido la pareja más estable que he tenido. He tenido los mejores momentos de mi vida siendo su esposa”.

Advertisement


EDIT POST