El conductor, Luis J. Leonardo la ayudó con una una sesión de coaching mientras trataba de manejar rápido hacia el hospital.

By Carolina Trejos
August 01, 2019 06:03 PM

 

Una pareja de Nueva York que solicitó una carrera al hospital en Uber recibió mucho más que eso; la atención y entrenamiento del conductor cuando su bebé llegó inesperadamente en el asiento trasero.

“Tienes que respirar, mami”, dijo Luis J. Leonardo a su pasajero, que comenzó el viaje recostándose en el asiento trasero antes de gritar de agonía cuando sus contracciones se intensificaron.

“No, [la bebé] literalmente está saliendo”, gritó el padre de la bebé desde el asiento trasero.

“Sí, pero tienes que respirar”, dijo Luis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Pero la sesión de coaching continuó mientras trataba de manejar rápido hacia el hospital.

“¡Sácalo, jefe! Haz la magia, haz la magia, abre las piernas”, le dijo a la mujer. “¡Abre las piernas, mami, abre las piernas!”

Después de que la niña, que llegó al mundo Leonardo ayudó a los padres sorprendidos a encontrar una manta y limpiarla.

“Eso es jefe, tienes a tu hijo, tienes a tu hijo”, dijo tratado de tranquilizar a la pareja. “Mueva las piernas del asiento, estamos conduciendo, todo está hecho”.

“Dios bendiga al bebé”, continúa el chofer anonadado.

El hombre de atrás saca la bolsa del asiento para dejar más espacio para la bebé, mientras la madre busca una toalla para limpiarla. “Eso es todo, boom, nosotros Gucci”, dijo Leonardo.

Luego les dice a sus pasajeros que llamen al hospital y les hagan saber que nació la, y le da crédito a la nueva madre por tener una historia inesperada del nacimiento de su bebé.

“Rayos, diste a luz en el auto”, le dijo, no sin antes mencionar que agradecería algo de ayuda para la limpieza del auto.

Advertisement


EDIT POST