February 01, 2018 01:09 PM

Donald Savastano, un oriundo de Queens, Nueva York tuvo una gran sorpresa a principios del 2018, ganó $1 millón en la Lotería de Nueva York luego de jugar el “Merry Millionaire”.

Pero, infortunadamente, su historia no tuvo un final feliz. Savastano falleció el pasado viernes, a solo 23 días haber ganado el gran premio.

Danielle Scott, una trabajadora de la tienda en la que Savastano compró el boleto ganador dijo a la cadena ABC que su cliente había dicho que este dinero le “cambiaría la vida” cuando recogió su cheque.

Entre los planes de Savastano estaban: comprarse una camioneta, irse de vacaciones y también ir a una cita que tenía pendiente al doctor, la cuál no había podido pagar por cuestiones de dinero y por no tener seguro médico.

Savastano era un carpintero independiente. “Tenía su propio negocio”, dijo Scott a ABC. Savastano ejerció una profesión en la carpintería para seguir la tradición familiar luego de aprender el arte de su padre.

“No tenía seguro, y no se había estado sintiendo bien por mucho tiempo, supongo, y cuando tuvo dinero, fue al doctor”.

En esta esperada cita, el neoyorquino, nativo del condado de Long Island, fue diagnosticado con cáncer al pulmón y al cerebro en etapa avanzada.

“Esperaba que el dinero probablemente salvara su vida”, dijo Scott.

Según el obituario escrito por su familia, Savastano era conocido por la calidad de su trabajo y su perfeccionismo. Siempre quería ayudar al prójimo al enseñarles “la manera correcta de hacer las cosas”.

Q.E.P.D

You May Like

EDIT POST