Luego de tener una fuerte campaña contra las vacunas de COVID-19, el famoso predicador cristiano, Marcus Lamb perdió la vida el pasado martes ¿qué dice la familia al respecto? Tras lo ocurrido ¿se van a vacunar?
Anuncio

El pasado martes, Marcus Lamb, quien era un activista antivacunas, murió tras ser hospitalizado por COVID-19. Fue su esposa, Joni Lamb, la encargada de dar a conocer la noticia, quien reveló también que el fundador de la televisión cristiana Daystar Televisión Network, en 1997, padecía de diabetes, pero su estado de salud era muy bueno. "Nunca hablaba de eso, pero tenía diabetes, aunque la mantuvo bajo control", mencionó en su cuenta de Facebook. 

"Estaba muy sano, comía sano, mantenía su peso bajo y siempre mantenía su azúcar en un buen nivel. Pero al intentar tratarse por el covid y la neumonía, los diferentes protocolos que se usan, incluidos muchos de los que hablamos aquí en Daystar, y los usamos, y los usé y pasé rápidamente por covid", explicó. "Hizo que su nivel de azúcar en la sangre se disparara y solo una disminución de su oxígeno y por eso fue al hospital, para poder tener oxígeno".

La cónyuge del predicador aseguró que si bien, el corazón de su esposo "se rindió", la postura familiar respecto al COVID no cambia ante esta muerte. "Él creía al 100% en todo lo que hemos hablado aquí en Daystar y ayudó a tantas personas en todo el mundo con los primeros tratamientos de protocolo para covid. Todavía mantenemos esa postura, obviamente". 

Marcus Lamb
Credit: Marcus Lamb Instagram

Por su parte, el hijo del fallecido líder religioso, Jonathan Lamb, habló de la enfermedad de su padre en una de las emisiones de su canañ. "No tengo ninguna duda de que se trata de un ataque espiritual del enemigo. Por mucho que mis padres hayan venido aquí para informar de alguna manera a todos sobre todo lo que está sucediendo en la pandemia y algunas de las formas de tratar la COVID, no hay duda de que el enemigo no está contento con eso, y está haciendo todo lo posible para acabar con mi papá", aseguró en una de sus emisiones de televisión.

Marcus Lamb a menudo se pronunciaba en contra de las vacunas de COVID-19 en su programa. Incluso, llegó a mencionar que "no era realmente una vacuna", sino que se trataba de una "inyección experimental" y "peligrosa"; incluso, aseguró que las personas morían o tenían trastornos neurológicos por esta inoculación.