Tras presentar algunos mareos al regresar de una gira por Estados Unidos, Celso Piña fue internado en un hospital donde falleció. Su hermano dio mayores detalles al respecto.

Por Carolina Amézquita Pino
Agosto 22, 2019
Anuncio

Ayer miércoles, los 66 años de edad y a causa de un infarto, Celso Piña falleció, a las 12:38 PM, en un hospital de Monterrey, México. El Rebelde del Acordeón ingresó el fin de semana al nosocomio debido a algunos mareos y otras afecciones que comenzó a sufrir de manera repentina.

“Se nos fue el maestro para siempre”, confirmó Eduardo Piña, hermano de Celso, al programa mexicano de televisión Ventaneando (TV Azteca). “Ahorita tenemos una pena muy profunda”.

El hermano, quien “trabajaba directamente con él, toda la vida”, explicó que el intérprete de “Cumbia sobre el río” no mostraba síntomas de alguna enfermedad; incluso, estuvo ofreciendo diversos conciertos la semana pasada sin presentar problema alguno de salud. Por ello, su deceso es inesperado y ahora todos los miembros de su familia “estamos consternados”.

Veníamos de una gira de Denver, Chicago, Colorado [Estados Unidos]; anduvimos por allá, y el lunes que llegamos aquí al aeropuerto, a Monterrey, [Celso Piña] se empezó a sentir mal. De ahí, se lo llevaron al hospital”, agregó. “No, que nosotros sepamos que haya [tenido problemas cardiacos], no. Y sí lo tenía fue muy reservado”.

De acuerdo con Eduardo Piña, sus padres, quienes siguen con vida, aún no habían sido notificados del fallecimiento de su hijo, quien “era el mayor de todos, de nueve hermanos. Cinco mujeres y éramos cuatro hombres”. Además, reveló que Celso Piña tenía muchos planes todavía y que, si bien pensaba en un futuro sobre su retiro de los escenarios, nunca consideró que moriría pronto.

“[Celso Piña le decía] ‘yo a los tantos años me retiro y ustedes siguen todavía'; eso es lo que platicábamos”, comentó. “Nunca hablamos de la muerte nosotros”.