La presentadora y modelo ha compartido un video en su canal de Youtube donde demuestra que el deseo y la pasión por su novia siguen vivos tras seis años de relación.

Por Teresa Aranguez
Enero 29, 2020
Anuncio

Su amor es a prueba de bombas. Montserrat Oliver y Yaya Kosikova se aman con locura y lo gritan felices a los cuatro vientos para nuestra suerte porque nos encanta verlas. Después de seis años la bella pareja se ha comprometido y prepara una unión tan especial como es su relación.

Generosa como siempre con sus seguidores, la presentadora y modelo mexicana compartió un maravilloso video en Youtube donde vuelve a abrirse en canal. Esta vez le acompaña su prometida. Ambas hablaron de sus sentimientos, de su vida y demostraron que entre ellas hay, además de amor, ¡mucho fuego!

“De Yaya físicamente lo que más me gusta son sus ojos, su cara muy bonita, tiene bonitas manos y… bonito busto”, comenzó Montserrat algo tímida. Su declaración hizo que Yaya se soltara la melena y le hiciese una erótica confesión a la conductora de Montse & Jo. “Tú, buff, ¡tienes los pechos más espectaculares que he visto, y he visto algunos!”, dijo acalorada a su sexy novia.

La cosa empezó a ponerse calentita y ahí ya Montse se dejó llevar. “¡¡También tienes un trasero bonito!!”, expresó riéndose a carcajadas con su chica. Un momento digno de ver y disfrutar que demuestra el gran sentido del humor que comparten las enamoradas.

Y ya que estaban pues hablaron de celos. ¿Quién es más celosa de las dos? “Montse”, dijo Yaya sin pensárselo dos veces. “Yo soy celosa pero no lo demuestro”, aseguró la también modelo a los usuarios que les ven a través de este canal. La compañera de Yolanda Andrade asumió lo que dijo su novia pero también, y como buena mexicana, reconoció que a veces lo exageraba para darle drama a la situación.

Ya un poquito más en serio, Yaya quiso destacar lo que hizo que se enamorara perdidamente de su chica más allá de un físico espectacular. “Tu corazón. Tu entrega a los demás, siempre estás ahí para ayudar como puedas y también eres muy divertida”, dijo ante la atenta mirada de una derretida Montse.

La conversación sigue y sigue con una gracia y tanto sentimiento que merece la pena verla. Gracias a ambas por mostrar ese lado tan íntimo y personal sin filtros y tan de verdad. ¡Qué viva el amor!