Liliana del Carmen Campos Puello, alias La Madame, se encuentra en juicio en Cartagena, donde los fiscales dicen que la proxeneta estableció la sede de la red de prostitución de menores junto con otras 17 personas.

By Carolina Trejos
August 26, 2019 04:54 PM

Una modelo de Instagram se encuentra tras las rejas luego de ser capturada por presuntamente correr una red de prostitución infantil y reclutar a jovencitas para atender a clientes famosos.

Liliana del Carmen Campos Puello, alias La Madame, se encuentra en juicio en Cartagena, donde los fiscales dicen que la proxeneta estableció la sede de la red de prostitución de menores junto con otras 17 personas, informó el diario El Tiempo.

Las autoridades arrestaron la colombiana en su apartamento en la lujosa área de Bocagrande en Cartagena el 29 de julio en la operación llamada "Vesta" de la Fiscalía.

Entre los horrores que supuestamente tuvieron que soportar las menores de la población más vulnerable de Cartagena se encontraban hacerse tatuajes de sus "dueños", asistir a fiestas sexuales en yates y hoteles de lujo. Muchas de estas jóvenes eran seducidas con dinero puesto que no tenían opción a la educación o mejores circunstancias para superar la pobreza.

Según los informes, Campos Puello, de 48 años, reclutó hasta 400 niñas, muchas de escasos recursos, para atender a clientes de alto perfil, incluidas celebridades y políticos.

Si bien la prostitución es legal en Colombia, la "Mujer de voz ronca" como también se le conoce, sostiene que todas las jóvenes que reclutaba tenían la mayoría de edad y no traficaba con menores.

A la acusada no solo le bastó con enriquecerse a costa de las menores, también hacía alarde de los frutos de su trabajo. En varias instantáneas publicadas en las redes sociales, aparece la mujer posando con cantidades de dinero en efectivo, carteras de lujo, y descansando en yates privados.

Pero esta no es la primera vez que Campos Puello va a parar a la cárcel por un delito. En 2002 fue condenada por la corte federal de Nueva York a dos años y siete meses de prisión por distribución de heroína, según el expediente que obtuvo el periódico El Tiempo. Luego obtuvo cinco años de libertad condicional y fue deportada a Colombia.

Advertisement