La recién coronada Miss Universo, la mexicana Andrea Meza, comparte cómo logró vencer sus miedos y ansiedades de juventud para librar la mayor batalla de su vida.

Anuncio

Bajo un cielo sin nubes y un sol tan abrasador como el de su natal Chihuahua, México, Andrea Meza, la nueva soberana de la belleza universal de 26 años, llegó el miércoles a una marina cerca del World Trade Center —a tan sólo dos días de haber aterrizado a instalarse a Nueva York, la sede oficial del concurso de belleza que ganó el domingo— para posar para esta portada digital de People en Español.

¿El escenario escogido? Un espectacular yate, con la Estatua de la Libertad de trasfondo. Ataviada con un vaporoso vestido verde —el tono que se impone en esta temporada y siempre será el eterno color de la esperanza— Meza se acercó valerosa al muelle, se despojó de sus sandalias de tacón (las cambió por calcetines) y caminó la rampa de subida hacia la proa del barco donde habló con sinceridad y aplomo de su niñez, de sus miedos pasados y sus metas futuras luego de convertirse en la tercera mexicana en coronarse como Miss Universo.

Hace algunos años, pocos de sus conocidos habrían apostado que esta tímida chica que le tenía pavor a las cámaras, sufría ataques de pánico y en algún momento tuvo que tomar medicamentos para controlarlos lograría conquistar el título de Miss Universo. "Siempre fui muy introvertida, tenía miedo de mostrarme como soy realmente. Tenía miedo del qué dirán, tenía ansiedad por estar rodeada de personas", asegura. "Ponerme en frente de mi salón de clases y exponer era algo terrorífico".

Miss Universe - Andrea Meza - Digital Cover - DO NOT REUSE
Credit: Andres Beligoy/@beligoyproductions

Afortunadamente, logró vencer esta dura etapa de su vida, algo que la enorgullece hoy en día. Meza también vive orgullosa de sus raíces y de su descendencia tan mexicana como china ya que de esta mezcla viene parte de su magia. Y como toda la reina que es, no teme alzar su voz para que defender la diversidad racial y luchar por, entre muchas otras cosas, el fin de la violencia de género.

"Busco aprovechar la plataforma de Miss Universo y todo el alcance que tiene para seguir hablando del tema. Lo tenemos ya tan arraigado a nuestra cultura y a nuestras costumbres que no nos damos cuenta que nos estamos haciendo un daño, que estamos discriminando a la mujer", asegura.

Asumir la corona en estos tiempos de pandemia —donde aún no hay certeza de si logrará viajar y llevar su mensaje en persona o virtualmente por el mundo entero— no detendrá a esta ingeniera en software en su misión. De los obstáculos que ha enfrentado en su vida, del inolvidable momento de su coronación, de sus trucos de belleza y de quién hace latir su corazón hoy en día (¡sí, señores, hay galán!), Meza habla aquí con People en Español.

Miss Universe - Andrea Meza - Digital Cover - DO NOT REUSE
Credit: Andres Beligoy/@beligoyproductions

Te recibe Nueva York en un día esplendoroso, ¿cómo te sientes?

Pues primero que todo emocionada de estar con ustedes en este [yate] maravilloso y superemocionada de que ya New York sea mi nueva casa.

Tienes un don de gentes y magnífica preparación. ¿Qué crees tú que te dió el triunfo?

Llegué siendo yo misma todo el tiempo, y me lo propuse antes de comenzar la competencia. Me dije: 'Quiero disfrutar cada minuto, cada segundo para que cuando en diez años recuerde este momento tenga memorias lindas y divertidas'. Eso se notó y pienso que la gente, el equipo y el jurado de Miss Universo pudieron ver eso. Al final somos muchas mujeres preparadas con un mensaje muy lindo que dar. Creo que eso fue lo que me ayudó.

Esta es tu primera visita oficial a Nueva York, ¿qué has visto hasta ahora?

Tuve la oportunidad ayer de estar en el Empire State Building. ¡La vista es maravillosa! También estuve en Times Square, aunque estuvo un poquito alocada [la visita] pues la gente ya me reconoce en cualquier lado, y eso me encanta. Pero sí estuvo un poquito complicado y casi no puedo llevar a cabo la entrevista. Y hoy tuvimos otra entrevista en Central Park, otro lugar que me fascina.

Y aquí estamos con la Estatua de la Libertad de fondo. Eres una Miss Universo en un momento en que en algunos lugares estamos venciendo la pandemia, en otros aún sigue causando estragos. ¿Cómo va a ser tu reinado? ¿Virtual? ¿Vas a poder viajar? ¿Te vacunaste?

Tenemos preparada la vacunación para la próxima semana y, de hecho, queremos documentar todo para utilizar mi plataforma para invitar a la gente a que se siga vacunando, que no tenga miedo, que se protejan a ellos y a sus familias. Seguimos viviendo una situación complicada. En Estados Unidos ya la cosa va mejorando y tendré la oportunidad de [viajar] —aunque inicialmente pueda ser un poquito complicado. De mi gira de medios, la mitad ha sido presencial, la mitad a través de plataformas digitales. De poquito a poquito hay que ir midiendo las cosas. Ojalá pueda [viajar]. Nada más me encantaría que conocer otros lugares, visitar a la gente que me apoya de otras partes del mundo. Vamos a ir midiendo y viendo cómo va evolucionando la cosa.

Tienes una causa por la que abogas: luchar contra la violencia doméstica y el maltrato físico y emocional de las mujeres. ¿Vas a poder seguir liderando esta campaña que antes emprendías como Miss México?

Totalmente. Busco aprovechar la plataforma de Miss Universo y todo el alcance que tiene para seguir hablando del tema. Quiero poner a la gente incómoda porque es un tema que tenemos ya tan arraigado a nuestra cultura y nuestras costumbres que ni nos damos cuenta que estamos haciendo un daño, que estamos discriminando a la mujer. Lo siento, quiero hablar del tema y ojalá en cada lugar en que pueda tener esta conversación logre cambiar al menos la mentalidad de una sola persona.

Hablemos de esa Andrea nacida en Chihuahua que creció trepándose a los árboles, esa Andrea tímida que pocos se imaginarían existió alguna vez. ¿Cómo fue crecer en tu tierra y de dónde viene este empate con los concursos de belleza?

Mi infancia fue maravillosa. Crecí rodeada de muchos primos, como ya saben cuarenta primos entre dos familias. Éramos unos niños salvajes trepando árboles, corriendo, inventando juegos. Crecí muy, muy feliz, muy acompañada, muy apapachada; mi familia es muy amorosa y muy unida.

Siempre fui muy introvertida, tenía miedo de mostrarme como soy realmente, tenía miedo del qué dirán, tenía ansiedad por estar rodeada de personas. Ponerme en frente de mi salón de clases y exponer era algo terrorífico. No me dejaba dormir, tenía que aprenderme de memoria todo lo que iba a decir, se me olvidaba hasta mi nombre. Todo. Incluso llegué a un punto en el que tuve que tomar medicamentos para controlarlo. Eso fue cuando estaba en la preparatoria, pero pude salir del tema. Lo superé, pero me dije: 'No me quiero quedar así'.

Inconscientemente quería buscar una salida, buscar ser esa persona que yo admiraba viendo la televisión. Incluso cuando ví a Ximena Navarrete ganar Miss Universo y veía ese valor de las mujeres que se paraban frente a un escenario sin miedo a ser criticadas y juzgadas, quería eso para mi vida. Inconscientemente fue lo que me llevó a buscar estar en estas plataformas.

Miss Universe - Andrea Meza - Digital Cover - DO NOT REUSE
Credit: Andres Beligoy/@beligoyproductions

Al principio sí me empujaron un poquito. Me decían: 'Ándale, métete'. Me rogaban [que concursara] y yo les decía que no estaba lista, que no podía. Pero muy dentro de mí era algo que deseaba y añoraba. Al principio fue muy complicado hacer esta transición pues, imagínate, de ser tan miedosa, de ver una cámara grandota y salir corriendo a llegar a hoy día... Fue paulatino, fue poco a poco poniéndome en estas situaciones incómodas para mí que me dí cuenta que no pasa nada, que si te equivocas todos somos humanos, que entenderlo es parte de nuestra vida. Cuando aceptas que eres vulnerable y haces tuya esa vulnerabilidad y dices esto es lo que me da el poder es cuando ya no tienes miedo de hablar y mostrarte tal y cual eres.

Luego de superar esto, viene Miss Mundo en el 2017 donde quedas muy cerquita a esa corona y, aunque no te la llevas, sigues buscando oportunidades y te empatas con Mexicana Universal.

Sí. Fue un poquito complicado para mí pues me veía ganando como cualquier participante. Entregué todo de mí y deseaba tener esa corona, pero no la logré. Al principio me puse muy triste. No quería ver a nadie, no avisé ni siquiera que había regresado a México, no le avisé a nadie de mi organización. Pasó el tiempo, me di cuenta que fue un error y que no pensaba volver a cometer [la falla] de no aprovechar las oportunidades que la vida me había puesto y no disfrutarlo. Al principio recordaba ese sabor amargo [de no ganar la corona] en lugar de decirme: 'Estuve entre las mejores mujeres del mundo'. Cuando me di cuenta de que esto no era un 'No' sino un 'Viene algo mejor para ti' y me encontré con Mexicana Universal, entendí que mi sueño había sido Miss Universo. Una luz se prendió en mi cabeza y me dije: 'Esta oportunidad la voy a tomar', y aquí estamos.

También queremos preguntarte por esa mezcla tan maravillosa que hace tu belleza especial...

Mi mamá viene de una  familia totalmente mexicana. Mi papá tiene una mezcla de chino con mexicano, una mezcla muy interesante. Mi papá se apellida Meza Chao, un apellido totalmente chino. Mis rasgos son muy nuestros, muy latinos, pero también me siento orgullosa de mi origen asiático —y más en un momento en que es tan importante celebrar la diversidad.

¿Quien te preparó para el concurso?, ¿Lupita Jones tuvo algo que ver en este proceso? ¿Se la llevan bien? ¿Cuáles fueron esos consejos valiosos que lograste recibir de ella o de Ximena Navarrete, quien como Lupita también ganó el Miss Universo?

Ximena siempre me mostró su apoyo desde que me coronaron en mi estado. Ella dijo que yo era una de sus favoritas para ganar la corona nacional y se lo agradezco tanto. Es mi ídolo y la admiro desde que ganó Miss Universo.

Lupita siempre ha estado ahí para mí. Cuando gané el [concurso] nacional, todo el equipo de Lupita me adoptó. Por eso me mudé a Ciudad de México, para empezar a trabajar con ellos. Lupita ahora está en una etapa muy importante de su vida y su carrera. Me llena de orgullo y ojalá que le vaya muy, muy bien. Ya ganamos esta [corona] y ahora le toca ganar a ella. Me dio su apoyo y el de su equipo, y estuvimos trabajando arduamente hasta que me coronaron, que fue en diciembre pasado. Estuvimos afinando detalles en absolutamente todo. Si yo llegué con algo fue con la mentalidad de seguirme preparando pues entiendo que nunca somos perfectos y siempre podemos seguir avanzando. Sabía que podía dar más y adoptar todo lo que podían enseñarme los maestros de oratoria, pasarela, gimnasio. Para mí era muy importante también en este coaching aprender a dominar mis emociones, a entenderlas primero que nada y a decirme que puedo manejarlas para que funcionen a mi favor.

Miss Universe - Andrea Meza - Digital Cover - DO NOT REUSE
Credit: Andres Beligoy/@beligoyproductions

¿Cuál sería ese consejo valioso que has recibido y que aplicas en los momentos más difíciles? ¿Cuál es tu lema?

De los mejores consejos que he recibido de quienes me conocen tan bien es que lo disfrute, que sea yo misma. Soy tan perfeccionista, quiero hacer todo tan bien y me estreso cuando las cosas no me salen como yo quiero —o de la forma en que pienso que tienen que ser— que hay veces que no disfruto lo que estoy haciendo.

Ellos me dijeron: 'Si hay algo que notamos en tí y que necesitas afinar es que fluyas, que dejes que suceda y si te equivocas no pasa nada'. Seguir adelante. Eso me lo dijo Lupita y varias exreinas de belleza, me lo dijo mi papá. Es algo que llevo conmigo y me lo estoy recordando siempre. Sé que eso me hizo disfrutar Miss Universo como nunca. No hubo un momento en el que te dijera la pasé mal, lloré, me estresé. Sentí un poquito de nervios, sí, al final porque es normal, porque somos humanos y me importa tanto que obviamente me puse nerviosa. Pero no hubo un momento que no haya disfrutado, y fue gracias a [esos consejos].

No podemos terminar esta entrevista sin un par de truquitos de belleza...

Un tip que les voy a dar —y que es muy útil— es que siempre utilicen bloqueador solar en el rostro. Es superimportante pues no importa si te lavas las cara todos los días, si utilizas mil productos, si no usas bloqueador el sol eventualmente estará dañando mucho tu piel. La contaminación, la luz dentro de los hogares también nos daña un poco la piel. ¡Siempre utilícenlo! ¡Y tomar agua! No saben la maravilla que es simplemente tomarte tus litros de agua al día. Créanme que van a notar la diferencia.

Y en cuanto a maquillaje, ¿sabes hacértelo solita como parte de la preparación del concurso para estar siempre perfecta?

Hoy me maquillaron pero me sé hacer mi maquillaje perfectamente pues también soy maquillista y me encanta.

¡Fabuloso! Quedamos pendientes entonces de hacer un artículo exclusivo con un paso a paso de maquillaje para People en Español. Para finalizar, ¿cómo está tu corazón?

Muy bien. Tengo mi novio. Estoy saliendo con alguien y ando muy contenta. Él es americano y ya llevamos un tiempo juntos.

Coméntanos sobre las fotos que circularon esta semana en redes donde te ves en traje de novia con un hombre a tu lado y las especulaciones de que no podías llevar la corona porque te casaste. ¿Qué hay de cierto?

Para nada. Esas fotos fueron hechas hace años cuando aún no era conocida y ni siquiera había participado en ningún concurso de belleza. Las hicimos con Jorge [Sanz], un amigo de mis amigas y mi hermana, como parte de una campaña para apoyar una zona turística en México, Barrancas del Cobre. Las tomamos para darle promoción a la región. Pero más allá de eso no hay nada. Fue una sesión de fotos nada más.

Andrea eres un lujo. Es un placer estar aquí contigo compartiendo en Nueva York y apoyarte en tu misión de favorecer a las mujeres y hacerlas sentir valiosas y poderosas en su máxima expresión.

Gracias. Quiero hacer lo más que se pueda con estos pocos meses pues Miss Universo será de nuevo a finales de año y pienso aprovechar cada minuto.