Andrea Meza compartió el testimonio sobre el incidente de acoso del que fue víctima mientras iba, como de costumbre, al gimnasio.

Anuncio

La Miss Universo Andrea Meza vivió un episodio por el que lamentablemente muchas mujeres han tenido que atravesar. Así, la mexicana compartió el testimonio sobre el incidente de acoso del que fue víctima mientras iba, como de costumbre, al gimnasio.

"Hubo un chico que se inscribió al gimnasio en el que yo iba solamente para estarme viendo, grabando desde lejos. Yo no me di cuenta de la situación hasta dos semanas después", relató durante una entrevista en el programa Suelta la sopa (Telemundo).

"Ya eran las nueve de la noche, el gimnasio estaba cerrando, iba yo caminando a mi casa que estaba muy cerca del gimnasio y me siguió. Sentí que alguien venía atrás de mí, me llama por mi nombre; yo volteo y no identifico a la persona", dijo.

La Miss Universo aseguró que había sentido "una violación de mi intimidad, de mi espacio personal".

A raíz de esta experiencia, la joven de 26 años decidió unirse a la campaña "Rechazar el acoso callejero también es sana distancia", que pretende visibilizar y hacer escuhar los muchos testimonios de acoso a mujeres.

Miss Mexico Miss universo Andrea Meza
Credit: IG Andrea Meza

"Es tristísimo saber que cuando alzas tu voz no te quieren escuchar, pero eso no nos debe de limitar. Aquí lo importante es que sigamos hablando y que las voces se hagan más fuertes y que más voces se unan porque es lo que hace que las miradas volteen hacia las situaciones", dijo.

En otras ocasiones, Meza ha denunciado tanto el acoso callejero como los feminicidios en México, un país donde en los primeros cinco meses de 2021 se incrementaron en un 7,1% con respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos de las autoridades.

"¿Sabías que, para muchas mujeres el centro de ciudad Juárez es percibido como peligroso debido a la historia de desaparición y feminicidio asociada a este espacio?", dijo Meza en Instagram. "El acoso callejero va más allá de un simple 'piropo' o mirada incómoda. Las mujeres merecemos circular por nuestra ciudad y sentirnos libres y seguras", añadió.