A sus 12 años la primogénita de la actriz mexicana está convertida en una linda jovencita que cada vez se parece más a su mamá.

Por Moisés González
Abril 12, 2017
Anuncio

Si algo ha dejado claro Edith González en su lucha contra el cáncer que padece desde mediados del año pasado es que es una mujer fuerte, valiente y muy positiva.

La manera en la que ha decidido hacerle frente a esta complicada enfermedad, con el humor como bandera, es todo un ejemplo de vida para muchas personas que están pasando por su misma situación.

“Yo me lo tomo hasta con sentido del humor, nadie lo entiende, porque tengo un humor negro, pero yo no pienso dejarme derrotar, ni en lo físico, ni en lo espiritual, ni en lo mental”, dejaba claro semanas atrás la actriz mexicana en una entrevista con el diario mexicano El Universal.

En esa actitud tiene mucho que ver Constanza, su hija. La preadolescente, que cumple 13 años en agosto, está muy unida a su mamá. Ella es sin duda la mejor medicina que puede recibir Edith y también el principal motivo que le impulsa a seguir adelante.

A sus 12 años, Constanza está convertida en una linda jovencita que cada vez se parece más a su mamá. Así lo deja ver la reciente imagen que compartió Edith en Instagram en la que aparece junto a su primogénita disfrutando de una ‘deliciosa' comedia en México junto a unos amigos.