La pareja contrajo matrimonio en una íntima y sencilla celebración de amor, en una popular capilla de Las Vegas el pasado fin de semana.
Anuncio

El amor fue definitivamente el ingrediente especial en la repentina boda de Jennifer López y Ben Affleck el pasado fin de semana. Y era de esperarse. Solo el amor los había reunido veinte años después para convertirse en marido y mujer.

Durante la ceremonia oficiada por el ministro Ryan Wolfe en la popular capilla Little White Wedding Chapel, no hubo duda de que la pareja fue hecha el uno para el otro.

"Podías absolutamente ver el amor que tiene el uno por el otro. Definitivamente se preocupan y aman el uno al otro", aseguró el ministro a People. "He oficiado probablemente 10,000 bodas hasta ahora, y en este punto de mi vida puedo sentir a las parejas, realmente puedo decir que era [amor] real".

Ben Affleck y Jennifer Lopez
Credit: Backgrid UK/The Grosby Group

El ministro reveló que los famosos tortolitos leyeron sus propios votos, que incluían "hermosas palabras" sobre sus sentimientos.

"Fue emotivo, fue un momento emotivo que compartieron. Fue real y evidente definitivamente", comentó. "Después de verlos y ver el amor que se tienen, pienso 100 por ciento que durarán. Lo lograrán. Creo que han encontrado a su alma gemela. Realmente creo que fueron hechos el uno para el otro".

Wolfe aseguró que la pareja solicitó una boda regular y que la cantante caminó hacia al altar con flores en mano.

"Pude bendecirlos y orar por ellos realmente rápido, literalmente una oración de ocho segundos", dijo. "Intercambiaron anillos y fue una boda hermosa".

El ministro reveló que, aparte de él y la coordinadora, la pareja solamente tuvo otros dos testigos: sus hijos.

"Uno de los hijos de él estuvo presente y uno de los hijos de ella", comentó. "Ahora, deben tener 18 [años] para ser testigos legales, pero permití que firmaran el documento de recuerdo. Así que firmaron eso y se los di. Y entonces, nuestra coordinadora, Kenosha, tuvo que ser su testigo oficial en la licencia [de matrimonio]".

Ben Affleck y Jennifer Lopez
Credit: Stephane Cardinale - Corbis/Corbis via Getty Images

No hubo fotógrafo profesional, por lo que sus hijos fueron los que captaron el momento para siempre con sus teléfonos inteligentes, y para los recién casados eso fue suficiente.

"Cuando el amor es verdadero, lo único que importa en un matrimonio es el uno por el otro y la promesa que hacemos de amar, cuidar, entender, ser paciente, amoroso y bueno el uno con el otro. Tuvimos eso. Y tanto más. La menor noche de nuestras vidas", aseguró la cantante a través de un comunicado.