La ex primera dama Michelle Obama, que desea crear conciencia sobre la importancia de la salud femenina, habló sin tapujos sobre cómo pasó por la menopausia mientras estaba en la Casa Blanca.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Agosto 13, 2020
Anuncio

Michelle Obama había prometido compartir detalles personales en su nuevo podcast y la ex primera dama los está cumpliendo.

En el nuevo episodio, la recién estrenada locutora charló íntimamente con la ginecóloga Sharon Malone sobre la importancia de la salud íntima femenina, incluida la educación sexual.

“Nuestro nivel de confort con nuestra salud sexual está directamente vinculada a nuestro bienestar físico y general”, comentó la la ex primera dama. “Quiero que mis hijas crezcan buscando información, porque la sexualidad se vincula a otras cosas relacionadas con la salud”.

La madre de Malia, de 22 años, y Sasha, de 19, hizo hincapié en la autoexploración y enfatizó en la importancia de las visitas rutinarias al médico para prevenir y detectar algunas enfermedades durante su primera etapa.

“Las mamografías, las pruebas de Papanicolaou, todo eso es como, si no puedes tocarte tus senos porque sientes que no puedes, jamás descubrirás una masa. Si no te estás haciendo las pruebas de Papanicolaou, probablemente no estás yendo al doctor del todo, ¿correcto?”, apuntó.

Credit: Paras Griffin/Getty Images

La también escritora de 56 años habló de la importancia de compartir los síntomas de la menopausia con otras personas y reveló una de sus experiencias cuando sufrió un sofoco mientras volaba en el helicóptero presidencial rumbo a un evento junto a su esposo, el entonces presidente Barack Obama.

“Era como que alguien había puesto un horno adentro de mí y lo había prendido a lo más alto”, recordó. “Y luego todo empezó a derretirse. Y pensé: ‘Esto es una locura, no puedo, no puedo, no puedo hacer esto’. Lo que pasa con el cuerpo de una mujer es importante. Es algo importante de tener un espacio en una sociedad porque la mitad de nosotras pasa por esto, pero estamos viviendo como que no pasa”.

Credit: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP via Getty Images

Obama se consideró afortunada porque su madre siempre estuvo abierta a tener este tipo de conversaciones cuando crecía, pero reconoce que no ha sido el mismo caso para otras mujeres de su generación y de generaciones previas, por lo que quiere que sus hijas siempre se sientan cómodas con sus cuerpos y para hacer preguntas sobre su propia salud.

“Para lograrlo, no puedes tener nada fuera de límites”, dijo. “Especialmente cuando las niñas están jóvenes, en el momento que te ven incomodándote por algo, ellas lo notan y nunca jamás volverán a preguntarte y se irán y hablarán entre ellas”.

Reiteró que esta plática que sostuvo con la doctora es precisamente la razón por la que decidió crear su propio podcast.

“Espero que empiecen a hacer las preguntas difíciles y que tengan esas conversaciones sobre su salud, ya sea con su doctor o sus amigas o su pareja o sus hijos. Esa es la única manera en la que sobrepasaremos cualquier confusión o incertidumbre, platicando sobre esto juntas”, resaltó.