La co-presentadora de Primer Impacto y su entrevistadora, Chiqui Delgado, no pudieron contener las lágrimas al hablar de este instante tan mágico y milagroso.

Por Teresa Aranguez
Mayo 07, 2020
Anuncio

Ese rinconcito llamado El break de las 7 que ha abierto Univision para que diferentes presentadores de la cadena entrevisten a compañeros y celebridades varias está siendo una gran fuente de información.

Muchos famosos y reconocidos presentadores se están abriendo como nunca en entrevistas de lo más sinceras y entrañables. Como por ejemplo esta de Chiquinquirá Delgado a Michelle Galván. La futura mamá confesó cómo fue su emotivo encuentro con la Virgen de Guadalupe durante una visita a la basílica para uno de sus reportajes.

Entre lágrimas, la co-presentadora de Primer Impacto habla del milagro que pidió y de sus oraciones a la famosa Virgen a la que su familia siempre ha sido muy devota. "Con esa mentalidad fui yo a pedirle a la Virgen que por favor me concediera el milagro e intercediera por mi con su hijo porque pobrecito hijo, yo ya le tenía pidiéndole todos los días 'Dios mío, por favor, cúmpleme mi deseo de ser madre, yo quiero tener un bebé", dice emocionada.

Y así mismo fue. "Yo creo que se cansó de tanto que le pedí y dijo, 'bueno ahí va', y estoy muy feliz", prosiguió con una sonrisa llena de amor e ilusión. Su sueño ahora es llevar a su bebita en diciembre, si toda la crisis del coronavirus finalmente pasa,  para decirle "gracias, aquí está este regalo tan hermoso", expresó a punto de llorar.

Como ha dicho en más de una ocasión, sus intentos pasados de ser madre fueron fallidos hasta tal punto de sufrir  varias pérdidas. Los médicos lo daban casi todo por perdido. "Me decían, tres por ciento de posibilidades de quedar embarazada, tú ni te hagas ilusiones de ser mamá", recuerda entre lágrimas.

Instagram/Michelle Galvan

Afortunadamente, ella se encontraba en ese bajo índice de posibilidades. La ilusión, la fe y el profundo amor a ese hijo entonces imaginario, y que hoy llega en camino convertido en princesa, obraron el milagro. "Con fe todo se puede, todo es posible". Ahora sus lágrimas son de gratitud y felicidad. ¡Celebramos contigo este sueño hecho realidad, querida Michelle!