Bañado en lágrimas, el exjugador de baloncesto Michael Jordan vaticinó durante el homenaje de su desaparecido colega Kobe Bryant que nuevamente será el protagonista de memes que lo muestran llorando. Mira las creativas reacciones de algunos usuarios en redes.

Anuncio

La leyenda de la NBA, Michael Jordan, logró arrancar algunas sonrisas en el homenaje a su fallecido compañero de baloncesto, Kobe Bryant, al reírse de sí mismo tras decir que su rostro bañado en lágrimas se convertiría en otro meme viral.

Jordan, uno de los oradores en el homenaje de Bryant y su también fallecida hija Gianna, alivió la tensión del momento cuando se refirió al famoso chiste gráfico de su rostro lleno de lágrimas —el crying meme— que se hizo viral cuando él irrumpió en llanto durante su discurso para marcar su inclusión en el salón de la fama de basquetbol, en septiembre del 2009.

Michael Jordan en el servicio de Kobe Bryant y su hija Gianna

“Voy a tener que mirar otro meme llorando”, dijo Jordan a los presentes en la ceremonia en Los Ángeles, en forma de broma. “Le dije a mi esposa que no iba a hacer esto [llorar] porque no quiero ver esto durante los próximos tres o cuatro años”.

Los usuarios en las redes sociales no pudieron resistirse a la tentación y publicaron algunos memes “actualizados” con la nueva versión del meme de Jordan.

“Michael Jordan cuando se da cuenta de que va a ser un meme llorando por los próximos 10 años”, comentó uno de los usuarios de Twitter.

El lunes, el atleta de 57 años habló frente a miles reunidos en el Staples Center —donde Bryant jugó con los Lakers — y compartió algunas anécdotas de su amistad con su colega, quien falleció junto a su hija de 13 años y otras 7 personas en un accidente aéreo en enero en Calabasas, California.

gettyimages-1781288.jpg

El primer meme del legendario jugador del equipo Chicago Bulls llorando como un niño se convirtió en una sensación en todas las plataformas sociales —e incluso fue mencionado por el expresidente estadounidense Barack Obama cuando le entregó la Medalla Presidencial de la Libertad en la Casa Blanca en noviembre del 2016.