Una mujer se declaró culpable en Jacksonville, Florida, de esclavizar por dos años a una mexicana que "compró" a coyotes por $3,000.

Anuncio

Una joven mexicana de 22 años vivió una verdadera pesadilla luego de que fuera comprada a unos coyotes por una mujer en la Florida que la esclavizó dos años y le inyectaba esperma de un desconocido para embarazarla.

La horripilante historia sucedió en la ciudad de Jacksonville, donde Esthela Clark, de 47 años, contactó a unos coyotes para que le consiguieran a una joven con el fin de usarla como vientre de alquiler.

Según documentos del caso obtenidos por People, Clark pagó $3,000 por la víctima, de 22 años y cuyo nombre no ha sido revelado, que fue traída desde México.

Una vez la joven llegó en 2012, Clark le prometió $4,000 para prestar su vientre y conseguir que ella se convirtiera en madre. Pero al poco tiempo le impidieron salir del apartamento de la mujer, quien le decía que era muy peligroso salir “y que seguramente la iban a matar”.

Bajo la amenaza de que ella “leía las cartas del tarot”, le advirtió en contra de escaparse porque “ella podía enterarse” de dónde estaba por dicho medio, de acuerdo a las autoridades.

En esas condiciones, la mujer comenzó a inyectar a la chica con semen extraído de condones usados por el novio de la acusada. Según el reporte, la pareja tenía sexo con profilácticos y de ahí recolectaba la secreción para usarlo en el proceso.